SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

¿Tu primera visita a Contagiate de Salud

Descubre todo lo que podemos ofrecerte para ayudarte a conseguir una salud plena. Gracias por visitarnos!

¿Cansado de dietas? VIVE MAS, PESA MENOS

Reserva tu plaza y acude a nuestro taller presencial en Madrid donde descubrir todas las claves para gestionar tu peso para siempre

El Coaching de Salud como herramienta de cambio

Descubre lo que las sesiones de Coaching de Salud puede hacer por tí y tu salud

Únete a Contagiate de Salud y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe los dos primeros capítulos de nuestro libro Contagiate de Salud y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

10 de julio de 2017

Como recuperar tu energía tras el ejercicio


Cada día son más las personas que se animan a hacer ejercicio. Está de moda y eso me alegra. Apuesto a que por ejemplo muchos de vosotros conocéis a alguien sin mucha pinta de deportista que, de repente, ha empezado a correr.

Y  una pregunta recurrente que me hacen es qué se puede comer después para recuperarse bien, sobre todo, si el ejercicio incluye algo de musculación.

Piensa que lo que comes después de hacer deporte puede ser una de las comidas más importantes del día.

¿Eres de los que piensan en una gran palmera de chocolate o snacks salados como recompensa después del esfuerzo?.  Si es así, ¡piénsatelo dos veces!.

No todo el ejercicio es igual ni todos tenemos los mismos objetivos pero, te presento estas cuatro opciones que cuidarán tus músculos y ayudarán a que tu cuerpo se recupere, aumentando tu sensación de energía después del deporte:

1. Smoothie
Las frutas tienen carbohidratos saludables, fácilmente digeribles, y que ayudan al cuerpo a descomponer los nutrientes para que puedan llegar a tus músculos cansados. La piña, por ejemplo, muy común en los smoothies, tiene propiedades anti-inflamatorias para ayudar a recuperar. El kiwi es otro de mis favoritos. También ayuda con la digestión y a descomponer los aminoácidos. Hay muchas mezclas deliciosas para probar este verano. La fruta ofrece un arco iris de antioxidantes, vitaminas y minerales.

2. Frutos secos
Tienen menos agua que una pieza de fruta y sus calorías están más concentradas. Pero también contienen proteína vegetal y grasas saludables. Un pequeño puñado antes de entrenar nos da la energía necesaria para no cansarnos antes de tiempo y es un buen reconstituyente post-entrenamiento: mis preferidos son las nueces, avellanas y  almendras.

3. Pan con proteínas
Opta por un pan rico en proteínas y bajo en azúcar como el pan de espelta con semillas. Es perfecto para recargar las reservas de energía de los músculos. Otra alternativa es la harina de avena, que contiene un montón de carbohidratos y fibra. Puedes hacerte bocadillos saludables con un ingrediente como pavo bajo en sal

Aquí tienes una receta con pavo que me gusta dejar preparada como tentempié. Campofrío también vende taquitos de pavo por si prescindes del pan y quieres tomarlo en ensalada.

4. Yogurt griego
Tiene el doble de proteínas en comparación con el yogur natural y es fuente de hidratos de carbono. Se puede mezclar con cereales o fruta. Me gusta mezclarlo con algunas semillas y con bayas de Goji. Contienen micronutrientes que han demostrado combatir el dolor muscular, mejorar la circulación e ingredientes activos esenciales para el buen funcionamiento de los órganos del cuerpo. Asegúrate de que compras una buena marca, y que sea certificada.


¡Y no olvides la bebida!. Ante la duda elige siempre agua, es necesario y saludable. Solo o como infusión con te verde, menta y limón está delicioso. Disfruta de su sabor y aprende a beber despacio y más cantidad fuera de las comidas.

Recuerda que es fundamental alimentarse bien para recuperarse saludablemente tras hacer ejercicio.

¿Tienes alguna otra idea para reponer energías y ganar salud?


27 de junio de 2017

¿Como llevas el calor? Aligera la pesadez y deshincha tu cuerpo

Hay periodos del año en los que nos podemos sentir más hinchados de lo normal, notando pesadez, dolor o malestar en lugares como abdomen, piernas o tobillos.

Esta mañana una clienta me preguntaba a que podría ser debido su pesadez e hinchazón de piernas, no habiendo tenido ningún problema de salud, y si podía tomar algunas medidas o habitos saludables, por ello me interesa reflexionar sobre ello, y compartir algunas pautas sobre hábitos y alimentación.


Google images

La sensación de haber ganado peso cuando no tienes conciencia de estar haciendo excesos o cambiando tus hábitos especialmente puede derivarse de un trastorno metabólico que se manifiesta por diferentes causas. Estos trastornos originan un desequilibrio en los niveles de líquidos como en la sangre o la linfa pudiendo estar interrelacionados con diferentes trastornos hepáticos, renales, periodos menstruales… etc.

También podemos experimentar la sensación de “estar hinchados” debido a causas externas, como permanecer mucho tiempo sentado, de pie, o llevando ropas muy justas, con el  calor/humedad excesivos, los viajes largos, etc.. o a causa de cierta medicación (como estrógenos, algunos antidepresivos, etc.) que facilitan esta retención de líquidos.

Tanto si se trata de una causa interna(un fallo de nuestro organismo) como externa, estas molestias pueden mejorarse desde el punto de vista dietético, ayudando a recuperar el equilibrio interior y practicando algo de ejercicio.

Algunas de estas medidas preventivas externas podrían ayudar a aliviar estos síntomas:


            §  Incrementar la toma de alimentos ricos en agua y electrolitos (fruta y verduras)

§  Tomar una cantidad adecuada de agua al día (lo ideal más de 1litro al día)

§  Reducir el consumo de sal

§  Evitar las comidas con mucho azúcar o sal (comidas preparadas, pastelería, etc..)

§  Ingerir cantidad adecuada de proteínas (si no las tenemos se reduce la producción de albúmina y acumulamos líquido en los tejidos)

§  Descansar lo suficiente. Sobre todo si la hinchazón se produce en piernas. Elévalas al nivel por encima de la cabeza unos minutos cuando estés tumbado.

§  Consumir alguna infusión como: cola de caballo, abedul, diente de león, cerezo, te verde o te rojo. Su efecto es diurético y sólo cuando exista un problema de retención podemos ocasionar un problema inverso de pérdida de demasiada agua.
El objetivo es integrar todas estas medidas con un estilo de vida saludable, y fijarnos en como evoluciona sin perder de vista el apoyo de un profesional.


Descarta cualquier patología con tu médico para que te indique tu problema y las pautas a seguir.

7 de junio de 2017

¿Sólo o inseguro?, 5 secretos para sentirte mejor contigo mismo

¿Alguna vez has tenido un día en el que te sentías absolutamente solo, desgraciado e inseguro? Si respondiste que "no" quizá puedas hacer memoria de nuevo 😉.

Casi todos hemos pasado por uno de esos días en los que te sientes tan mal contigo mismo que tienes la sensación de que no hay nadie que se preocupe por ti. Y sabes que si das rienda suelta a esos pensamientos, es fácil que se multipliquen generando una sensación que solo puede ir a peor.

Te cuento una anécdota. Una de mis clientas recordaba como una tarde en la que, por algún motivo, estaba hablando de dientes con una compañera le comentó que ella hubiese necesitado brackets.



Su compañera, como es natural, le pidió que le enseñase los dientes pero ella respondió que le daba vergüenza. Se había acostumbrado a ocultar su boca y reprimir su sonrisa.

¡Que insegura, chica!, le dijo su amiga.

Este comentario hizo que la mujer se sintiese fatal el resto del día ya que se dio cuenta de que era verdad.

Pequeñas vivencias como esta pueden generar malestar pero también dar pistas sobre como te estas tratando a ti mismo y los problemas que puedes estar generando al no cuidarte como necesitarías.

Como coach de salud he llegado a la conclusión de que solo estando seguro de uno mismo, se pueden dar el 100% de las capacidades.  Por ello, es  hora de contarte los 5 secretos para conseguirlo:


1. Cambia las protestas por propuestas

¿Por qué a mi?, ¡qué mala suerte! ¿por qué no me gusto?
Enfocarse en la queja y los  “porqués” solo generará mas de lo mismo y profundizará tus heridas.

En el caso de mi clienta la creencia de que “gastar tiempo y dinero en ella misma, era derrochar”, le había llevado a abandonar sus dientes hasta un punto insano y generar inseguridad consigo misma y en sus relaciones. La decisión de cuidar su boca con implantología dental le dio mas confianza y claridad para poder expresarse con más naturalidad y reafirmarse en su trabajo.


Quizá un implante puede parecer algo doloroso, pero hay bastantes clínicas, como por ejemplo la Clínica Hermosilla 57, que tratan de hacerlo lo más liviano posible para el paciente.

2. Identifica lo que está bajo tu control y soluciónalo

Cambiar lo que este en tu mano no significa que te olvides de ser tu mismo. Observarte de una forma mas objetiva y descubrir qué aspectos están bajo tu control y puedes solucionar, no significa que seas falso/a o dejes de ser tú.

En el caso de mi clienta, un tratamiento dental pudo hacer que su sonrisa volviera a brillar.

3. Muévete, actívate, da un paseo y socializa

Conocer a gente afín no depende del número de amigos que tengas en Facebook. Necesitas encontrar gente real, con un interés afín a tus retos, que te acerquen a tu propósito vital o que, simplemente, te permitan compartir tu tiempo.

Clases de baile, de paddle, ONGs, etc. Todos son lugares muy sociales y no podrás evitar conocer a alguien interesante que quizá llegue a ser algo más.

4. Desnúdate emocionalmente

¿Cuentas con alguna persona con la que puedas expresarte abiertamente o confesarle tus emociones?

Tu amigo de confianza, tu compañero de vida, un psicólogo, etc. A veces solo necesitas permiso para desahogarte como ser humano y sentirte mejor.

Escribir un diario con tus experiencias, aprendizajes y agradecimientos del día, comenzar un blog privado, meditar. Estas actividades te permiten sacar lo que te inquieta interiormente y dan espacio para seguir construyendo tu vida.

5.  Deja de leer y comienza a actuar

Este es el mayor secreto de todos.

Muchas personas me dicen que leen sin parar y que están al día de cursos, técnicas, noticias para empezar a cambiar, pero luego ... nada de nada.

No te engañes pensando que sólo porque estás leyendo te estás ayudando. Lo que verdaderamente funciona es ponerlo en práctica.  Así que, deja de leer acerca de sentirte mejor y empieza a hacerlo.

Si no te gustan estos consejos, ya sabes. ¡elige otros!,  pero, ¡por favor!. No dejes nunca de buscar ese espacio de seguridad en ti mismo.


¿Que secretos te gustaría compartir con la gente para ayudarles a sentirse mejor?



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...