SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

¿Tu primera visita a Contagiate de Salud

Descubre todo lo que podemos ofrecerte para ayudarte a conseguir una salud plena. Gracias por visitarnos!

¿Cansado de dietas? VIVE MAS, PESA MENOS

Reserva tu plaza y acude a nuestro taller presencial en Madrid donde descubrir todas las claves para gestionar tu peso para siempre

El Coaching de Salud como herramienta de cambio

Descubre lo que las sesiones de Coaching de Salud puede hacer por tí y tu salud

Únete a Contagiate de Salud y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe los dos primeros capítulos de nuestro libro Contagiate de Salud y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

31 de agosto de 2009

No es lo que soy, es lo que pienso


Volvemos de vacaciones a nuestros respectivos trabajos u ocupaciones y ¿que es lo que más escuchamos..? Quejas,
“¡Qué mal me sentó volver!” “Qué pena, se acabó lo bueno “¡Otra vez, la rutina…!” , etc, etc.

El otro día comentaba con una amiga que estamos creando una sociedad de seres insatisfechos, que no pueden hacer lo que les gustaría hacer o no se atreven a vivir como han soñado, o bien no valoran suficientemente lo que tienen y todo ello, sin duda, va mostrando su repercusión.

Bajo mi punto de vista, existe un problema, no nos enseñan o no sabemos disfrutar del camino. Tenemos que tener necesariamente incentivos materiales a corto plazo que nos permitan aguantar hasta las próximas fiestas o días libres.

Otro problema, no queremos suficientemente lo que tenemos. Compramos una casa con la idea de tener otra más grande, un coche con la idea de tener otro más potente, cuando tenemos un hijo desearíamos tener otro/a, cuando elegimos un lugar de vacaciones deseamos conocer otro destino, etc., tanta insatisfacción …¿por qué?¿sabemos qué nos está impidiendo ser felices con lo que queremos y somos en este preciso momento?

Llega el momento de pensar cómo desterrar todos estos virus que se van colando en nuestro “cerebro personal” y recuperar la ilusión que se esconde en el día a día.

¿Qué tal si ensayas con algunas de estas pautas?:

Detén tus pensamientos negativos: cuando te des cuenta de que te estás hablando de forma negativa, reconoce qué te ha generado ese pensamiento… tu mente ha estado enviándote mensajes negativos para proteger tus sentimientos y evitar que puedas así, salir herido/a.
Por ejemplo, quieres comenzar un proyecto y enseguida te empiezan a inundar pensamientos sobre lo difícil que será contactar con esa persona que podría ayudarte, lo duro que será el comienzo, todo el trabajo que se te ha amontonado, etc.. Cuando frenes esta forma negativa de comunicación contigo mismo, tus pensamientos comenzarán a aparecer de forma natural en un modo más positivo, como cuando eras niño y creías que podías con todo lo que te propusieses. Con esta actitud, aparecerán las herramientas que necesitas para impulsar tus deseos.

Utiliza las afirmaciones: Se trata de pequeñas oraciones o “mantras” que te repites mentalmente para conseguir un estado mental determinado. Todo el mundo utiliza afirmaciones de forma inconsciente en su vida, y en general de contenido negativo ¿por qué no utilizar el mismo método conscientemente y con mensajes positivos? “cada vez, soy mejor persona” o “toda la fuerza del universo está hoy dentro de mí”. El fin no es controlar nuestros pensamientos sino enfocarlos en la dirección adecuada.

Deshazte del pasado: muchas veces estamos dándole vueltas a malas situaciones de nuestro pasado, trayéndolas para analizarlas, contarlas y revivirlas una y otra vez. Esto es un desgaste de energía en algo que no tiene porqué repetirse en el futuro, cuando podríamos ocuparnos de otras cosas nuevas.

Ábrete a nuevas experiencias: Todos vivimos en ciertas zonas de confort que nos protegen hasta cierto punto y nos proporcionan comodidad. Hasta el punto en que éstas zonas de confort no nos permiten aprender de nosotros mismos o crecer como personas. Incluso arrastramos a nuestros hijos hacia estas zonas de confort. Así que ¿por qué no intentar vivir algo totalmente nuevo y dar algún paso fuera? Imaginad como hubiese sido el mundo si gente como Thomas Edison, Graeme Bell, Madre Teresa, etc, no hubiesen dado algunos pasos fuera de sus zonas de confort. Intentemos aprender algo nuevo cada día.

¿Te resulta fácil incorporar pensamientos positivos en el día a día? ¿Qué cosas te pueden ayudar cuando te descubres invadido por el negativismo?

27 de agosto de 2009

Alguna técnica para el control de la ansiedad.

Hoy en día se pone mucho énfasis en ser eficiente, hacer más cosas en menos tiempo, estar a la altura y la gente se va olvidando de relajarse, de disfrutar la vida, sin ser perezoso, y va sembrando estrés y ansiedad en su día a día.

Como lo prometido es deuda, os resumo las 4 estrategias de las que os hablaba en el post anterior, que han sido testadas por expertos entrenadores de personas con estrés y ansiedad.

Biofeedback:
El objetivo de esta técnica es aprender a medir las señales que nos va enviando nuestro cuerpo (calor, ritmo cardíaco, etc.) y medir nuestro nivel de respuesta. Cuando comienzan a surgir los síntomas de nerviosismo o estrés, debemos parar y pensar en qué momento o qué acontecimiento nos ha ocasionado esta reacción.

La Sra. Wicken, instructora de teconolgías en Boeing Corp. tiene un modo un tanto inusual de medir su ansiedad. Literalmente conecta su cuerpo al ordenador de su escritorio y va observando su nivel de estrés con los acontecimientos del día. En el pasado el biofeedback fue considerado como una ciencia de locos. Pero ahora, grandes compañías como Boeing, Cisco, y Unilever, lo utilizan en los puestos de sus empleados. Este software incorpora videos, juegos con los que se puede ajustar a las reacciones, ralentizar el ritmo cardíaco, y otras pantallas que ofrecen trucos para conseguir calma y otras técnicas de sosiego) que imitan las que utilizan las personas que lidian con el estrés de forma natural. Los escépticos hablan del efecto placebo, pero Ms. Wicken directiva de Boeing, controladora en todo lo relativo a despegues, aterrizajes, cambios, nos dice que ha sido capaz de aprender a calmar su ansiedad en un minuto.

Autocontrol:
Por mucho que confíes en tu silla ergonómica, incluso si tienes todo el equipo, luz, altura, etc en un ángulo perfecto el mero hecho de sentarte en tu puesto de trabajo puede incrementar tu estrés.

Un 95% de la gente sube y tensiona los hombros en el momento de sentarse frente al ordenador y un 30% comienza a respirar más superficialmente, según dice Erik Peper, profesor de medicina holística en la universidad de San Francisco. El Dr. Peper tiene la teoría de que los ordenadores provocan un nivel bajo de respuesta o una reacción de huída, desencadenando una subida de adrenalina. Una técnica muy fácil para lidiar con la sobrecarga del ordenador es comenzar a inhalar muy despacio y repetir 8 respiraciones reteniendo el aire en la inspiración y contando 10 segundos, luego soltamos el aire muy despacio sintiendo como se hincha y deshincha nuestro abdomen.

Esta técnica desacelera el ritmo cardíaco y fundamenta las prácticas físico-espirituales, como el yoga La mayoría de empleados de oficina son “respiradores superficiales”. El respirar más profunda y lentamente puede reducir el estrés. Así que probad a respirar hondo y ofreceos este momento de lectura sin prisas y sin porqués.

Comer para rebajar el estrés:
Son las 4 y te mueres de hambre a la vez que te diriges a la máquina de chocolates, aplazando tu dieta para otro día. Las nuevas investigaciones creen que puede ser mejor caer en la tentación. Y es que al comer hidratos de carbono, aumentamos la liberación de serotonina, un neurotransmisor que ejerce un efecto calmante sobre el cerebro. En contraste, las dietas bajas en carbohidratos bajan tu humor.

Lo que está pidiendo tu cuerpo a la máquina es que relaje tu estrés, dice Judith Wurtman (Institute of Technology Research Scientist); La Dra. Wurtman ve que mucha gente siente una necesidad muy fuerte de aumentar su serotonina por la tarde pero suele resistir esta necesidad a base de cafés. Un estudio de la Universidad de Duke concluye que se producen más hormonas del estrés en los días que se consume más cafeína y que los efectos de la cafeína pueden durar como mínimo 12 horas.

Entrenar con más intensidad:
No pienses en tí mismo como en un autómata. Tomando herramientas de la psicología del deporte, un número de coaches de salud está entrenando a ejecutivos para saber aumentar su resistencia al estrés. Entre otras cosas se les enseña a utilizar las perspectivas: es una habilidad mental para saber ver las cosas “ 10 pasos más atrás”. Dice Pam Peeke de la University of Maryland School of Medicine. "La idea es entrenarlos para que sepan manejar mucho estrés pero sientan muy poco”. Desde luego poder ganar persectiva, es mucho más fácil de decir que de hacer. Allen Elkin, director of the Stress Management and Counseling Center (NY), tiene su técnica. Cuando te golpee el estrés, valora la situación de 1 a 10, siendo 10 por ejemplo una catástrofe como una muerte. Puede poner tu preocupación en perspectiva.


En el avance del estrés también se incluye el generar masas de pesimismo para evitar las constantes frustraciones. Por ello, se consciente de cómo es el mundo en el que vives, no esperes siempre encontrar aparcamiento a la primera, se consciente de que los ordenadores fallan y se caen, etc.

Y si todo ello no funciona, prueba a reírte, abre el torrente sanguíneo y ¡relaja!.

24 de agosto de 2009

Lo siento, no sabemos controlar el estrés diario...


...y eso nos genera ansiedad.

Encuentro entre mis notas un artículo antiguo del Wall Street Journal, que hablaba que el devenir del día a día, lleno de actividades y obligaciones y la falta de calma para poder ordenarlos, puede llevarnos a la ansiedad. (pues vaya novedad, diréis)

Cuenta que la exposición progresiva a la ansiedad diaria es la forma más tóxica de estrés que se puede experimentar. Puede ser realmente venenosa y debilitar nuestro sistema inmunológico, incrementando el riesgo de sufrir desde resfriados hasta cáncer. El estrés daña las neuronas originando fallos de memoria, interfiriendo en la actividad sexual y derivando en trastornos cardíacos y muertes prematuras. Y lo peor, puede hacernos engordar (mmm, gordura y estrés, esto da para un post por sí solo, creo)


Fijémonos en un caso real: mujer, ginecólogo de 43 años, con estrés.

- Comienza el día arreglándose, haciendo el desayuno para sus tres hijos, y dándole la medicación para la hiperactividad a uno de ellos.

- A las 8:00am tiene que estar en el hospital lidiando con embarazadas, parturientas, reuniones de asistentes, etc.

- Las noches no son mejores. “¿Qué hay para cenar…?” suele escuchar.
-Todos los meses va a un hotel con su mejor amiga y pasan un fin de semana haciendo compras, leyendo el “Hola”, y dándose masajes. “Lo necesito para recargar las pilas”... afirma ella.

Las últimas investigaciones nos sugieren que millones de personas manejan su estrés de esta forma. Se exponen diariamente al estrés y luego bloquean ratos como fines de semana o alguna tarde con masajes, spa, etc, para aplacar sus efectos etc. Pero este tipo de control a base de atracón-purga, es muy cuestionable. (Atracón purga que vemos en el binomio bulimia-anorexia, pero no en nuestro día a día… mmm, ¿Cómo era eso de la viga en el ojo propio?)

Y vemos como determinadas personas pueden lidiar con las situaciones estresantes mientras que muchas otras se van tensionando cada vez más. Y no es que el primer grupo esté gastando más tiempo en el spa ni que sufran menos estrés. No.
Las investigaciones vinculan esta resistencia al estrés a una única causa: “La gente que maneja bien el estrés se sabe recuperar rápidamente, física y mentalmente, cuando se enfrentan a una situación de este tipo. Desde la manera en que respiran cuando están en su despacho, hasta cómo se ríen, van llevando sutiles reacciones que les ayudan a salir fácilmente de las situaciones estresantes a lo largo del día y a realizar sus actividades de forma más eficiente.”

Sería genial poder entrenar a la gente para hacer frente al estrés cuando aparece, enseñándoles a cambiar la forma en la que reaccionan; en lugar de luchar contra él (con terapias de descanso, o más agresivamente, con fármacos que esconden los síntomas pero no eliminan las causas) haciendo cambios en los hábitos a la hora de gestionar nuestras reacciones al estrés y a la ansiedad.

Precisamente eso es lo que hacemos en Salutis desde Liberatuansiedad.com, un servicio que pronto os presentaremos en el blog, apoyándonos en el coaching de Salud y 4 estrategias que mañana desarrollaremos en detalle, pero que os anticipo son Biofeedback, autocontrol del cuerpo, alimentación y preparación.

Mañana más, que esto de escribir post es muy estresante!!!

19 de agosto de 2009

¿Por qué nos asusta cambiar?



Transformación, cambios sutiles y constantes, una inercia superior que tiende a separar y unificar todo. El Dr. Deepak Chopra (líder de la medicina cuerpo-mente) plantea esta hipótesis sobre como facilitar o poner trabas a este proceso vital:

“No nos damos cuenta de que la muerte es un pasaje a la vida. Su piel se renueva una vez por mes. Si no fuera así se parecería al cuero. También se renuevan las células, cada cinco días. En medicina usamos el término “apoptosis celular”, que es una muerte celular programada. Cuando las células se olvidan de morir, se vuelven cancerosas. El cáncer es una vacación respecto de la muerte. En todo nivel, atómico, subatómico, molecular, orgánico, el Universo muere para poder recrearse.

¿Dónde está el niño de dos años que usted fue una vez? murió ya para dar paso al adolescente. Y el adolescente debe morir para que emerja el adulto. Y el adulto debe morir para que el Universo se re-cree y renueve. Cada niño que nace es el universo que se contempla a sí mismo con una mirada renovada y una mayor creatividad. Si careciéramos de la muerte el Universo estaría momificado, no habría música, ni arte, ni humor, ni baile, ni ritmo... sería una momia viviente pero estática.”

La mayoría de las personas tenemos tendencia a querer poseer para siempre. Vivimos apegados a nuestras apetencias, nuestra imagen, nuestras manías, nuestras cosas... y sufrimos mucho ante cualquier variación. No me refiero tanto a la parte de conservar (mantener algo o cuidar de su permanencia) como a tener o ser dueños de un estado o sentimiento, que nos proporciona una tranquilidad o un ánimo determinados.
Después de reflexionar sobre los cambios, lo que quiero transmitir es que lo mejor es aceptarlos, aunque conlleve un sufrimiento temporal y no seas tú exactamente el que los haya promovido, hace que las cargas psíquicas que invertimos en oponernos se liberen y que esas energías empiecen a buscar (y en el 99% de los casos a encontrar) algo diferente, que generalmente asusta, pero es capaz de renovarnos. Me viene a la mente mi primera mudanza, es el principio de perfeccionamiento en todo lo que supone deshacerse de cosas y para entrar en otras, aprender a tirar, regalar y exponerte a cambios inciertos. A la cuarta se coge mucha más práctica eso sí, y te haces más selectivo...;)


Esta actitud que te proporciona estar abierto a los cambios, nos devuelve la energía que comenta Chopra, transformada en nuestra siguiente etapa, en nosotros transformados en alguien mejor, más evolucionados y más satisfechos.





¿Qué cambio estás tolerando tú hoy? ¿Cómo facilitas los cambios en tu vida y la de los demás?

13 de agosto de 2009

Tu momento es ahora




Lo importante no es poder "vivir bien muchos años", sino "vivir muchos años bien", es decir, si entendemos la primera afirmación por entregarnos a nuestros vicios, como fumar, comer sin medida, beber sin medida… etc. La moderación y la información son dos buenas herramientas para poder vivir más tiempo y de calidad.

Y sino, leed esta noticia que recoge el diario “el Mundo”. No fumar, no estar obeso, comer sano y realizar ejercicio. Estos cuatro factores son los más influyentes para prevenir enfermedades crónicas (hasta en más de un 90%), concluye un estudio del Archives of Internal Medicine llevado a cabo para ver como el estilo de vida influye en el desarrollo de enfermedades. El mayor factor de riesgo es el de estar obeso y le siguen el fumar y no hacer ejercicio, siendo el último en influencia el de no seguir una dieta equilibrada.

Todos sabemos que el comer mal, no hacer ejercicio, fumar y estar pasado de kilos no nos hace ningún bien, pero el caso es que todos alguna vez pecamos de alguno de estos “vicios” y en el peor de los casos nos dejamos llevar de forma descontrolada. El hecho es que casi todos queremos cambiar a mejor, por ello, el tema de la salud es uno de los más buscados en internet, buscamos métodos, técnicas, consejos y, sobre todo, el mejor momento para empezar a dejar de fumar, hacer ejercicio, cambiar la manera de alimentarnos, de afrontar el estrés, etc… pero ese momento llega en cuanto tú decides dar el primer paso y por pequeño que sea permaneces constante, ya que así, la motivación crece progresivamente.

¿Cuándo llegará tu momento? ¿te compensa seguir disfrutando de forma arriesgada de tu salud?

5 de agosto de 2009

Puedes aumentar tu autoestima. El esfuerzo, vale la pena



Creemos que somos listos o tontos, nos gustamos o no. La autoestima es el concepto que tenemos de nuestra propia valía y la definimos con todos los pensamientos y experiencias que sobre nosotros mismos, hemos ido recogiendo durante toda nuestra vida. Todas estas impresiones van conformando un sentimiento positivo hacia nosotros mismos o, por el contrario, se instalan en nuestra mente como un incómodo sentimiento que nos recuerda que no valemos lo suficiente.

¿Por qué es tan importante?
La autoestima juega un importante papel en nuestras vidas. Los éxitos y los fracasos, la satisfacción de uno mismo, el bienestar psíquico y las relaciones sociales llevan su sello. Crease un buen autoconcepto positivo facilita la vida personal, profesional y social. El autoconcepto crea nuestra identidad y forma un marco de referencia desde el que interpretar la realidad externa y las propias experiencias, condiciona nuestras expectativas y nuestra salud.

¿Cómo pensar de forma positiva sobre uno mismo?
Puedo contarte la mejor fórmula: hazte tu mejor amigo, esto significa que hay que darse:

- Aceptación: Identifica y acepta tus cualidades y defectos.
- Ayuda: Planea objetivos realistas.
- Tiempo: Saca tiempo regularmente para estar solo con tus pensamientos y sentimientos. Aprende a disfrutar de tu propia compañía y educa tu forma de pensar sobre tí.
- Credibilidad: Presta atención a tus pensamientos y sentimientos. Haz aquello que te hace sentir feliz y satisfecho.
- Ánimos: Toma una actitud de "puedo hacerlo". Tu inconsciente manda pero hay que educarlo.
-Respeto: No trates de ser alguien más, estate orgulloso de ser quien eres.
- Aprecio: Prémiate por tus logros, los pequeños y los grandes. Recuerda que tus experiencias son únicamente tuyas. Disfrútalas!
- Amor: Aprende a querer a la persona única que eres y acepta tus éxitos y tus fallos.

La autoestima se construye y eso es algo que puede hacerse por uno mismo o facilitarse con el apoyo de los demás.
¿Como nos podrías ayudar tú? ¿Qué te hace quererte más cuando todo parece caerse a tu alrededor?, ¿en que situaciones tienes más aprecio hacia tu forma de ser?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...