SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

¿Tu primera visita a Contagiate de Salud

Descubre todo lo que podemos ofrecerte para ayudarte a conseguir una salud plena. Gracias por visitarnos!

¿Cansado de dietas? VIVE MAS, PESA MENOS

Reserva tu plaza y acude a nuestro taller presencial en Madrid donde descubrir todas las claves para gestionar tu peso para siempre

El Coaching de Salud como herramienta de cambio

Descubre lo que las sesiones de Coaching de Salud puede hacer por tí y tu salud

Únete a Contagiate de Salud y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe los dos primeros capítulos de nuestro libro Contagiate de Salud y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

27 de septiembre de 2009

El tratamiento on-line ¿tan bueno como el cara a cara?

No siempre que estamos necesitados de ayuda para nuestros problemas de salud podemos tenerla muy a mano…o sí.

Hay una seria corriente de investigación que está estudiando la vía más rápida al menos, en problemas afectivos o de depresión. Para ejemplo, el estudio que resumo publicado en CNN Heath, que he recuperado de este verano.

“El nombre de su terapeuta es ELIZA, interactuará contigo a través del teléfono o de tu pantalla del ordenador. No importa lo embarazosa que sea tu situación o la dificultad de tu problema, ELIZA no dudará en hacer preguntas sobre tus síntomas y sensaciones.

La tecnología actual permite que se pueda utilizar internet para contactar por messenger, correo electrónico o teleconferencia y buscar ayuda especializada en la red, es el conocido “chat therapy”, técnica que avanza al ritmo del nuevo perfil de las personas que buscan ayuda para resolver dudas o problemas de salud o relativos a su bienestar.

Un estudio aparecido en la revista científica The Lancet demuestra que el tratamiento con técnicas on.line realizado con especialistas, ayudó con éxito a la gente que sufría una de depresión. Se asignó a los participantes, al azar, a una terapia cognitiva verbal sin dejar su tratamiento médico convencional (que podría incluir tratamiento con antidepresivos) o a continuar con su tratamiento en su consulta habitual. La e-terapia consistía en 10 sesiones de 55 minutos de duración, habiéndose completado las 5 primeras sesiones durante 4 primeros meses. De los 113 pacientes que siguieron las sesiones online, el 38 % se recuperó de la depresión después de 4 meses en comparación con el 24% de los pacientes del grupo control. Los beneficios se mantuvieron durante los 8 meses siguientes, mostrando el grupo de terapia online un 42% de recuperación en comparación con un 26% del grupo control. El beneficio que se vio en este estudio parece ser el mismo que puede esperarse del tratamiento tradicional, según afirmó el Dr. Gregory Simon, un psiquiatra investigador del Group Health Cooperative de Seattle.

Los expertos del estudio afirmaron que internet posee un enorme potencial para el apoyo en forma de psicoterapia especialmente para las personas que no pueden/quieren acceder a un tratamiento presencial. "La gente está más dispuesta a hablar de sus problemas más embarazosos o estigmatizantes si no es cara a cara” dice el Dr. Simon. El acceso a terapias a través de intertet es un verdadero avance para la gente que de otra manera nunca buscaría ayuda.

Según expertos en servicios sanitarios, este tipo de intervención parece más que razonable para ciertos pacientes y se irá integrando en los sistemas de salud cuando se descubra como tal, dentro de unos sistemas que puedan garantizar la privacidad.

¿Qué te parecería ver a tu médico por Internet o hacer terapia por ordenador?

23 de septiembre de 2009

Sabiduría popular


"Desayuna como un rey,
come como un príncipe
y cena como un mendigo"
Proverbio popular

"Más mató la cena,
que lo que curó Avicena"
Refranero castellano



19 de septiembre de 2009

Comienzo saludable

Aunque el verano se resiste a dejarnos un aire de cambios se va respirando en el ambiente: cambia la temperatura, comienzan los colegios, cambian los colores, cambian las rutinas, etc.

Hoy me he levantado y me he dicho a mi misma, "no hay prisa, tómate tu tiempo" y deleitate respirándolo, observa las caras de la gente apresurándose al trabajo, la ilusión del reencuentro de los niños en el cole y agradece el amanecer de esta nueva mañana.

Soy consciente de que mi cuerpo me quiere acompañar en este devenir y que esta es una forma de cuidarlo y reconocerlo; que la ilusión es una garantía para el aprovechamiento de lo que tenga que venir. Por ello te animo también a tí, a tu puesta a punto para que no te asalten los comienzos.

Ponte un objetivo nuevo, uno que siempre deseaste alcanzar o aunque sea, da algún paso que te acerque a él... matricúlate en ese curso que viste en la guía del ayuntamiento o pásate a hablar por esa asociación de montañismo que te comentaron, apúntate en la escuela de pintura que esté más cerca de tu casa... Enciende la chispa que necesitas para comenzar esta nueva etapa y te aseguro que experimentarás también esos cambios en tu propia vida.

Te dejo unas cuantas "máximas" que pueden ayudarte a plantearte sanamente los comienzos:

1. Cuida tu cuerpo: Aprende a escuchar y respetar tu cuerpo, tus sensaciones, tus síntomas siempre tienen un trasfondo, un mensaje. Observa como son tus hábitos de vida y tu alimentación.

2. Diseña tu espacio: Tu casa, el lugar dónde vives, es el espacio en el que te desarrollas es tu referencia. Si no hay un mínimo de orden, trascenderá hacia un desequilibrio vital.

3. Analiza tus relaciones: No te quedes en lo superficial, fíjate en los detalles. Cuida a las personas que quieres, respétalas y crea momentos para la conversación. Aprende a marcar tus límites en las relaciones, se selectivo e intenta rodearte de personas positivas

4. No compitas, coopera: Crea redes de confianza y respeto alrededor de tu actividad. Respeta tu forma de trabajar y la de los demás. Los proyectos de esta forma tienen más posibilidades de realización.

5. Cuida tu lenguaje: Observa tu forma de dirigirte a los demás y cómo te gusta que lo hagan contigo, no hables de forma habitual impulsivamente, y piensa mejor todo lo que quieras comunicar.

6. Comunícate de forma respetuosa, transparente y sincera. Mantente solo prudentemente informado pero no seas muy parcial y no caigas en la intoxicación mediática; lee libros que te llenen.

7. Medita: Aprende a relajarte. Reserva un espacio para la reflexión, observa tus pensamientos, no los juzgues y déjalos pasar. Libera tu subconsciente a través del descanso consciente y comprende mejor al mundo y a tí mismo.

8. Disfruta como un niño: No pierdas la capacidad de ilusionarte. Da permiso a tu niño interior para atreverse a reaparecer, a reír, a experimentar el juego. No pierdas esa frescura

9. Contacta con la Naturaleza: Disfruta de vez en cuando de los espacios naturales. Quítate los zapatos y siente la hierba bajo tus pies, observa como todo fluye o se transforma de forma atemporal y siéntete parte de ese fluir, de ese espacio que te conecta con el universo que nos rodea.

10. Desarrolla tus capacidades: Conócete a ti mismo para llegar a ser el que eres. No te concentres en tus flaquezas sino en potenciar tus capacidades. Posees un gran potencial que está esperando a que le permitas ver la luz.

Y así, contágiate de salud ;)

8 de septiembre de 2009

Adicción bajo control

Yasutani en su libro “Las 8 creencias budistas”, comenta que “la razón por la que una persona puede cometer suicidio está relacionada con el no poder vivir de la forma que le gustaría”. A primera vista puede parecer una explicación demasiado fría y egoísta para justificar un acto tan extremo, pero cuando reflexionamos sobre ello, descubrimos que es verdad.

Cuando alguien tiene un sufrimiento intenso, desesperación, dolor o rabia y decide no continuar viviendo, no está aceptando su vida como es en ese momento. Quiere cualquier cosa menos algo como lo que está viviendo y quiere terminarlo. Tampoco está aceptando la posibilidad de cambiar, ni sus circunstancias, ni sus respuestas a las mismas.

Y estas observaciones se pueden extender a las drogas. Toda adicción comienza con un acto inintencionado, por lo general, un acto que elegimos porque nos lleva lejos de nuestra vida, de la forma que es en ese momento. Me siento vacío e insatisfecho, podría probar a llenar este vacío con otras cosas: ir de compras, comer mucho, jugar compulsivamente, engancharme a internet,…etc. Otro tipo de resorte cuando nos vemos como alguien poco inteligente, poco divertido, no muy interesante, etc. es engañarnos optando por cambiar nuestra forma de ser a través de las drogas.

Una enseñanza procedente del budismo es que mucho de nuestro sufrimiento está originado porque nos apegamos permanentemente a cosas que, por naturaleza, son transitorias. Si nos sentimos solos nos encerramos más en nosotros mismos, como si hubiese sido la tónica de nuestra vida. Si no conseguimos entendernos con nuestra familia, nos quedamos alimentando nuestro mundo e incomprensión. No aceptamos la situación tal y como es y si no podemos enfrentar o modificar una situación infeliz, ¿no podríamos como mínimo buscar otras posibilidades que nos permitieran cambiar nuestra respuesta a las mismas?.

Una mente adicta puede tener dificultad en determinar qué cosas tiene bajo su control y qué cosas no. Pero, en realidad, la única cosa que cada uno de nosotros puede controlar es el comportamiento de uno mismo. A primera vista no podemos controlar nuestros pensamientos, nuestro estado de ánimo, nuestros sentimientos, ni los sentimientos de los demás, pero podemos controlar lo que decimos (a nosotros mismos y a los demás) y lo que hacemos; ahí reside nuestro poder.

Y si no tenemos ni idea de por dónde empezar podemos aprender con el apoyo de otros, todo se hace más fácil con el apoyo de los demás.

¿Sabes ya qué cosas debes afrontar (hacer) y qué cosas debes resistir (no apegarte) ?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...