SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

1 de noviembre de 2009

Si quieres comer bien



Es frecuente oír, me encanta esta o aquella comida, viviría sólo de eso. Pero...NO, nada más lejos de lo recomendable!!. La diversidad es una de las máximas para comer de forma saludable. En tus menús haz que prime la variedad. Cada persona es diferente por lo que todos vamos sabiendo lo que naturalmente nos sienta bien o rechazamos. Por lo general el trigo y la leche, son dos alimentos que se deben testar cuando hay trastornos intestinales o malas digestiones.

Una fórmula muy utilizada pero no por ello menos válida es la que se basa en estos tres principios:

1. Variedad
¿Desayunas siempre lo mismo, o comes espinacas cada martes, por ejemplo? Prueba diferentes recetas, ingredientes y métodos de cocción. No sólo la variedad es más saludable, sino que también te permitirá descubrir nuevos sabores y texturas. Intenta ser abierto y probar nuevos alimentos, al principio te sorprenderán y se convertirán en otro placer novedoso para tu paladar.

Tu organismo necesita un gran número de nutrientes. Ningún alimento por separado puede proporcionártelos todos. Cuanto más variada sea tu dieta, mayores serán tus probabilidades de tomar todos los nutrientes que necesitas para mantenerte sano -y en las cantidades correctas-. El consumo de una amplia variedad de alimentos también ayuda a moderar la cantidad de grasas, sal, cafeína y alcohol que consumimos.

2. Moderación
Al contrario de lo que puedes haber oído, no existen alimentos «buenos» o «malos». Todos los alimentos proporcionan nutrientes. El problema surge cuando comemos demasiado, especialmente si son alimentos muy grasos, muy salados o azucarados y de forma descompensada. El chocolate y la mantequilla pueden incluirse en una dieta saludable, siempre que las cantidades se mantengan dentro de unos límites.

¿Te sueles sentir culpable por tomar un trozo de chocolate u otro dulce?

Es poco probable que consigas resultados privándote de tus comidas favoritas. De hecho, puede que acabes deseándolas todavía más -y dándote atracones-. En vez de esto, ten conciencia de las porciones que te tomas. Date un capricho de vez en cuando, pero con moderación, y compensa esa hamburguesa y helado de hoy con una cena ligera de fruta y ensalada.

3. Equilibrio
Vigila no sólo las porciones, sino también las proporciones. Asegúrate de que tu dieta diaria incluye los grupos de alimentos de la conocida pirámide de los alimentos. Una buena regla general es ingerir más alimentos de la base y menos de la punta.

La pirámide de los alimentos, hace que resulte más fácil recordar qué hay que hacer para comer de manera saludable.

La base de la pirámide está formada por los cereales y la pasta, que proporcionan hidratos de carbono.

A continuación están la fruta y la verdura, que son ricas en nutrientes. Se deben consumir 2-4 raciones de fruta y 3-5 raciones de verdura al día. Intenta elegir frutas y verduras de temporada.

La pirámide de la Clínica Mayo ha invertido este orden y recomienda comer más frutas y verduras situando por encima a los hidratos de carbono.

En el tercer nivel se encuentran las proteínas, divididas en dos grupos. El pescado, el pollo, la carne, los huevos, y las legumbres proporcionan proteínas, hierro y zinc. Se necesitan 2-3 raciones al día.

Los productos lácteos -leche, yogur y queso- proporcionan proteínas, vitaminas y minerales, especialmente calcio. Se pueden consumir de 2-3 raciones al día. Mejor si la leche es desnatada y los quesos bajos en grasa. (La leche es uno de los alimentos que puede provocar más alergias o inflamaciones).

En la punta de la pirámide se encuentran las grasas y los dulces. Este grupo comprende los aceites, la nata, la mantequilla, la margarina, los azúcares, los refrescos, los caramelos, aliños y los postres dulces. Intenta limitar las raciones a 1-2 al día.

Y no olvides la bebida. Ante la duda elige siempre agua. Disfruta de su sabor y aprende a beber despacio y más cantidad -mejor fuera de las comidas-.

¿Tienes alguna duda con respecto a tu alimentación? ¿Que estrato de la pirámide te resulta más dificil de controlar?

4 comentarios:

Hola Maria gracias por tu brillante información.

Ahora como muchisima mas verdura, fruta (un batido cada mañana) y agua de bebida.

¿y la última moda en casa?. Tofu!

Tofu en las ensaladas, en las verduras...en todos sitios.

Eso si no hay manera de bajar peso...y de que algún día me de por tomar la pasteleria!

Lo que tu decias... tomar consciencia.

Besos

Hola Diego te veo en el buen camino. Y tomando tofu! sana proteína oriental..

Una alimentación sana exige volver a los alimentos en su estado natural, respecto a la gran manipulación de la industria agroalimentaria.

La ciencia demuestra que la alimentación más saludable es la que se parece más a la de nuestros abuelos, basada en los vegetales que se cultivaban en el lugar donde vivían, alimentos de gran pureza y muy poco manipulados.

Cuanto más cerca esta un alimento de su estado natural más beneficioso resulta para la salud.

Nos apuntamos tu dieta"!!
María

Sé que llevas toda la razón en lo que dices, y además me gustaría saber qué consejo o truco me darías cuando a lo tonto (como hoy) me como más golosinas de lo debido (hoy tocaban unos frutos secos fantásticamente bañados en chocolate blanco y canela), sé que no debería, que es demasiado... Pero están tan buenos que me pongo y no consigo parar hasta que se acaba el paquete. ¿Qué me recomiendas? ¿Qué puedo hacer?
Muchas gracias por tus sabios consejos ;)

Besos
Fer

Es muy humano dejarse llevar por dulces y disfrutarlos, pero mejor distribuirlo en varios días y saber parar a tiempo!
Creo que mi post del 30 N. te puede ayudar :)
bss!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...