SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

¿Tu primera visita a Contagiate de Salud

Descubre todo lo que podemos ofrecerte para ayudarte a conseguir una salud plena. Gracias por visitarnos!

¿Cansado de dietas? VIVE MAS, PESA MENOS

Reserva tu plaza y acude a nuestro taller presencial en Madrid donde descubrir todas las claves para gestionar tu peso para siempre

El Coaching de Salud como herramienta de cambio

Descubre lo que las sesiones de Coaching de Salud puede hacer por tí y tu salud

Únete a Contagiate de Salud y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe los dos primeros capítulos de nuestro libro Contagiate de Salud y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

29 de marzo de 2010

Tu salud al día


Es importante dedicarse tiempo a uno mismo y a observar cómo nos sentimos, observar nuestra salud. Al fin y al cabo, es el motor indispensable para poder llevar a cabo nuestros proyectos e ilusiones.

El contacto personalizado con nuestro coach de salud, que huye de seguir protocolos prácticos y se centra en nuestra persona, es el primer paso para comenzar el camino hacia nuestra recuperación.

Cada uno de nosotros, nuestra pareja, nuestro amigo, etc somos una unidad irrepetible. El coaching de salud toma en cuenta este hecho y actúa fundamentalmente buscando la raíz de nuestros problemas, de nuestro cansancio, apatía, dolor etc.


Y ¿como se hace esto?

Nuestra forma de ser deriva de como pensamos, y según pensamos, actuamos.
Uno de los primeros pasos en nuestros procesos de salud es analizar que patrones de pensamiento tenemos y como modificarlos para que nos saquen de nuestros problemas de la forma más rápida.

Una verdadera decisión implica una verdadera acción. Saber renunciar a nuestro orgullo, cuestionar nuestras creencias y hablarle a nuestro cuerpo para crear actidudes positivas que nos lleven a cambios necesarios en el estilo de vida, es algo que debe aprenderse y necesita entrenarse. Con ello, podemos abrir un espacio inmenso para nuestro bienestar.

¿Estás estancado y te sientes bajo de forma, sueño, energía, animo, etc..? ¿Cuanto tiempo llevas pensando en cambiar ese hábito que te autodestruye? ¿Qué síntomas tienes? ¿Cómo está afectando todo ello a tu vida?

Tu coach de salud, te guiará a través de un proceso dónde descubrirás como implementar esos pequeños cambios fundamentales para tu salud, de forma sostenida y como marcarán la diferencia en tus resultados.

¿Te merece la pena?

25 de marzo de 2010

Tu relación con la comida

¿Cómo te sientes con la forma actual en que comes?

Lo que sientas relativo a como te alimentas es un signo, pero no tiene por que ser tu única opción. Puedes hacer muchas cosas para ordenar esta relación.

Por ejemplo, yo descubrí que el trigo estimulaban mi apetito. Cada vez que me apetecía picar algo tomaba algún tipo de bollo, pan, galleta, etc. empezaba y no sabía por qué, quería seguir comiendo. Decidí parar y fijarme por qué estaba haciendo eso cuando, en realidad, ya no sentía hambre. Fue entonces cuando probé con otro tipo de alimento (uvas, tortas de arroz, zumo o yogur) que me nutría y me saciaba más. Hay algunos detalles que nos ayudan a ganar control sobre lo que comemos y como lo hacemos.

  • Es importante reparar en la estética de la comida. Grandes raciones en el plato animan a una comida compulsiva y excesiva. Al final comer una comida selecta, más despacio, es mas nutritivo y saciante que invertir ese mismo tiempo en una comida rápida y vacía. Los japoneses, por ejemplo, gastan más dinero en comprar menos comida y de mayor calidad, las porciones son mucho más pequeñas, pero son muy bien presentadas lo cual favorece la experiencia de tomarlas y el poder saborear cada bocado. Las cantidades moderadas en el plato te enfocan mas en lo que estas comiendo, en como lo comes y reducen tu ansiedad.

  • En ocasiones puedes estar comiendo en exceso debido a la indecisión o las pocas ganas que tienes de ponerte a hacer lo que te toca o a que no sabemos por dónde empezar. Realmente, esa alimentación emocional no nutre y se acumula.

  • Otro truco es el ser consciente unos minutos antes de notar que te estás llenando, hacer STOP! mentalmente y, acostumbrar a tu cuerpo a saber parar, puedes lavarte los dientes como ritual para dar por fin a esa comida. Con la práctica, podrás enfocarte directamente en la próxima tarea ya sea jugar con tus hijos, hacer ese trabajo pendiente o leer, etc. olvidándote de seguir comiendo.

  • A veces la comida se utiliza como escape a nuestra situación vital. Estás llenando un vacío para no sentir, en lugar de reflexionar sobre qué actividad, persona o recurso sería el paso siguiente para no seguir atrapado en ese círculo peligroso e improductivo.

  • Lo primordial entonces es aprender a cambiar el foco cuando tengas impulsos de craving poder reflexionar y apreciar, saborear despacio tu comida, pensando que, después de unas horas, habrá otra. Comiendo más veces en intervalos de menos tiempo, no sintiendo privaciones ni sometiéndote a dietas estrictas y peligrosas y con efectos poco duraderos, sino aprendiendo a hacer elecciones sanas, a cambiar tu estilo de vida.

¿Tienes algún truco con el que conseguiste generar relaciones más sanas con la comida.



22 de marzo de 2010

Jugar para vivir

Cuantas veces siendo adultos nos dejamos llevar por los enfrentamientos y los fracasos, y nos negamos la posibilidad de seguir experimentando en este divertido y sufrido juego de la vida.

La vida vivida como un juego, puede encararse con deportividad, sabiendo que a veces se gana y a veces se pierde, ganando práctica y estrategia, y aprendiendo desde esa actitud.

Lo impresionante para mí es verse después de varias caídas, algunas muy muy dolorosas y seguir en pie, querer seguir jugando, levantarse con la mentalidad de un niño sin cuestionarnos por qué tuvimos que equivocarnos.

No existe un único camino. Tu haces tu camino y descubres tu verdad.


¿Seguimos jugando...?

20 de marzo de 2010

Respirando bien

Aprender a respirar correctamente y corregir malos hábitos es sencillo.

La mayoría de las veces nuestra respiración es superficial (pulmonar) y no es capaz de oxigenar los tejidos por completo.

Solo requiere unos minutos pero originan un largo efecto. Se puede hacer en casa, en el trabajo, mientras camina y en cualquier circunstancia siguiendo unas sencillas pautas:


De pie o sentado, con la columna derecha, y respirando siempre por la nariz, se inhala llenando primero la parte inferior de los pulmones, lo que se obtiene poniendo en juego el diafragma. Cuando desciende, hace que se abombe el abdomen, se eleven las costillas inferiores, esternón y pecho, para finalizar llenando la parte alta de los pulmones alzando la parte superior del pecho, como si tirase del cuello. Aunque aparentemente puede parecer que esta respiración consiste en tres movimientos distintos, con un poco de práctica verás que sólo es uno y que la inhalación es continua.

Una vez finalizada la inhalación, que dura un par de segundos, retén el aire algunos segundos (mínimo 5’).

Exhalar muy despacio metiendo poco a poco el abdomen y descendiendo la parrilla costal hasta expulsar todo el aire para aflojar al final el pecho y el abdomen.

Con un poco de práctica esta forma de respirar te saldrá casi automáticamente. Al principio, en las primeras sesiones, se puede practicar frente a un espejo, colocando una mano sobre el abdomen y otra sobre el tórax, de manera que puedas ver y sentir los movimientos, lo que ayudará a comprender el mecanismo y a conocer mejor tu cuerpo.

El ejercicio puede durar lo que uno quiera y repetirlo varias veces al día porque es compatible con cualquier otra actividad. Al principio es conveniente entrenarse practicándolo varias veces al día.

Hay una larga serie de ejercicios respiratorios, todos ellos muy relajantes y que se utilizan también para combatir el insomnio, el estrés, o dolor (oxigenando conscientemente la parte que nos está doliendo y relajándo la tensión que genera) gracias a su efecto sedante.


18 de marzo de 2010

Larga vida

"No se trata de durar, se trata de estar bien" me comentaba un compañero coach de salud durante una clase.


Todos conocemos las cosas fundamentales que podemos hacer para vivir más tiempo: dormir lo suficiente, mantener un peso saludable, hacer ejercicio adecuado, comer alimentos nutritivos (fibra adecuada y antioxidantes, limitar los azúcares añadidos, las grasas trans y alimentos procesados), y la gestión de nuestro estrés (incluyendo el impulso de nuestra felicidad).

La ironía es que mucha gente sabe esto, pero no lo hace.

Estos consejos parecen tan sencillos, que nos engañamos a nosotros mismos pensando que será ser fácil, pero cuando lo que se requiere son cambios en nuestro estilo de vida, pueden parecer engañosamente complejos.


El hecho de saber centrarse en un solo hábito y ponerse pequeñas metas y progresivas, puede producir resultados enormes en tu vida!


16 de marzo de 2010

Un hábito fácil de crear

Sabemos que beber agua es una recomendación unánime que nos hacen todos los expertos en salud para mantener nuestro cuerpo hidratado, depurado y “a punto”.

Al fin y al cabo más del 60 % del peso del cuerpo humano está constituido por agua Pero, a veces, no nos resulta tan fácil conseguir tomar todas las cantidades que serían adecuadas. Tenemos unas vidas que nos mantienen muy ocupados y en ocasiones muy lejos de una fuente de agua potable o del agua fresca que nos apetecería beber.

El adecuar nuestro entorno es un paso fundamental a la hora de poder formar un hábito. Para facilitarte esta tarea te sugiero varias ideas:

- Hazte con una imagen, foto, imán o estructura relacionada con el agua y ponla como salvapantallas en tu móvil, ordenador, ipod, etc. te hará acordarte de beber

- Consigue un recipiente adecuado para conservar el agua fresca durante el día; por ejemplo pide una botella de cristal (el agua se purifica y mantiene mucho mejor) de medio litro del restaurante donde comes a diario

-Consigue un termo o taza metálica, llénalo de la bebida "no excitante", la que más te guste como por ej. té verde o simplemente de agua

- Puedes conservar alguna de las botellas de medio litro que compres (plástico sin pvc) y enfríalas en la nevera, luego llévatelas al coche o ponlas en tu maletín/mochila para poder beber en los ratos de atascos, esperas o descansos

- Compra una jarra con filtros de carbono y ten agua depurada y limpia para consumir en casa que te libere de comprar tanto agua embotellada y reducir los residuos de plástico contaminantes que utilizamos y vete tomando de cuando en cuando.

Conseguir tomar ese litro y medio de agua pura al día con tanta ayuda parece más fácil ¿no? Ya me contarás…!



15 de marzo de 2010

Mezclar, lo justo..!

Hoy sentía una sensación placentera después de comer, había preparado lentejas con verduras para mi comida. Sólo esto.

Normalmente, al tomar un menú convencional con primero, segundo plato y postre, la legumbre solía ser un plato pesado, retrasando mi digestión. Sin embargo, hoy, he descubierto que evitando condimentos o grasas excesivas y tomándolas como plato único, las puedo disfrutar y digerir sin problemas y sentirme realmente enérgica, habiendo tomado una comida muy nutritiva.

Y es que nuestro cuerpo es uno de los mejores maestros si aprendemos a escucharlo.

¿Quién no ha sentido sus “llantos” la típica noche de cena en la que nos ponemos hasta arriba de comida, vino, chupitos, postres…alguna que otra copa, etc., para terminar con el ¡¡¡que mal me sienta mezclar!!!!

Visto desde otra perspectiva…. mezclar tiene su peligro: familias, amigos, caracteres, objetivos, etc.

Y la conclusión, aún a riesgo de parecer trascendente, es que muchas veces tenemos que aprender a apreciar el valor único de los sucesos, cosas, personas que se cruzan en nuestra vida y saber disfrutarlas enteramente, con la dedicación que se merecen. Amigos, pareja, hijo, hermano, actividad …

Volviendo a la perspectiva culinaria, en norteamérica, quizá han querido utilizar este recurso en exceso un ejemplo de esta mezcla frenética es su forma de comer, que deriva en excesos, en enorme cantidades de comidas, mezclas de salsas, mantequillas, bebidas, cócteles, combinaciones en el mismo plato... tanta variedad, tanto camuflaje, que impide el poder apreciar y saborear cada alimento único.

Reconociendo la parte creativa de la mezcla, que hace que muchas cosas sin duda sean más divertidas y sorprendentes, estemos atentos para saber utilizarla bien y no caer en la trampa del ¡¡QUERERLO TODO ¡! ya sea en la en la comida, en la bebida, en el trabajo, o en la vida, y acabar sufriendo una convulsión.

Decídete, …NO MEZCLES !! y disfruta de lo que escojas.

11 de marzo de 2010

Calmando nuestra mente

Aceptémoslo - es fácil quedar atrapado en medio del ruido y la actividad frenética que nos rodea en la vida diaria y, este alboroto, nos afecta a cada cual de una u otra manera. Todos y cada uno pagamos un precio por el hecho de formar parte del caos o la angustia del mundo que nos rodea.

Pero, ¿hay otra alternativa…?

Bajo mi punto de vista es posible apartarnos de ese estado de constante alteración y ajetreo, se trata de conseguir un hábito llamado "
tranquilidad interior".


Esta calma verdadera nos hace ser completamente conscientes de nosotros mismos y de las decisiones que tomamos en el momento. Cuando prestamos atención a nuestros pensamientos y sentimientos, poseemos la capacidad de elegir lo que nos hace sentir plenos y completos. Esto nos permite comprometernos con la sabiduría de cada decisión tomada y apreciar el valor único de cada acción realizada y, por otro lado, significa que podemos elegir decir NO a pensamientos y acciones que nos hacen sentir inadecuados o ser menos ante los demás.


La tranquilidad interior es la práctica de aprender a aceptar el mundo, nuestras vidas y a nosotros mismos, confiando en que la contribución única de nuestra presencia en este planeta, es motivo suficiente de celebración.

¿Estáis de acuerdo?

9 de marzo de 2010

Morir y renacer

Todos, tenemos la posibilidad de cambiar.


Cambiar es morir a lo que fuimos y sin muerte, no hay cambios.

"Cambiar es decirle adiós al Ser que ya no queremos ser…o que tal vez ya no podamos ser nunca más por los determinismos de un hecho fatídico que nos presenta la vida".

Hay un poderoso enlace entre lo que muere y lo que nace, lo nuevo proviene de la matriz de lo que ya murió y, sin duelo, no puede ocurrir el renacimiento con miles de flores nuevas y desconocidas.

Los seres humanos contamos con la maravillosa posibilidad de morir a nuestros errores y renacer.

Cada intención consciente de cambio implica una muerte en algún aspecto de nuestra identidad. De igual manera, cada acontecimiento externo que no elegimos no nos resulta indiferente. Nos acaricia, nos quiebra, nos invita a movernos de la comodidad en la que estábamos viviendo nuestras certezas.

Observemos, lloremos y perdonemos nuestro error. Despertemos y comencemos con nostalgia transformadora, de otra manera diferente, confiados para de nuevo poder Ser.


texto adaptado de: (J. Barbera). Magazine Coaching Int.

5 de marzo de 2010

Nutrición y salud mental

Estoy segura de que muchas veces te has sentido más irritable de lo normal, deprimid@, bajo de ánimo o por ejemplo has estado bebiendo más alcohol de lo que deberías y te encuentras decaíd@, con sueño y sin fuerza. Obviamente nuestro estado de salud física afecta también a nuestra salud mental.

Hoy en día con el recurso de las comidas rápidas o preparadas, más calóricas, solemos aportar una cantidad de energía extra en nuestro cuerpo que nos va a ocasionar que comamos con más ansiedad y nos quedemos con hambre. Ello es debido a que nuestro cuerpo no está pudiendo procesar correctamente la comida, ni está recibiendo los nutrientes necesarios (vitaminas, minerales, etc) que necesita para realizar las funciones de asimilación y metabolización de la comida.

Y si te alimentas de forma rápida y desordenada es seguro que aparezcan las DEFICIENCIAS en tu organismo, es decir, no estás tomando las vitaminas o minerales necesarios y que ello esté contribuyendo a como te sientes.

Es cierto que no todos los problemas mentales son ocasionados por deficiencias en la nutrición, pero seguramente lo que comamos, va a impactar en nuestro estado de ánimo.

Las deficiencias más comunes observadas en estos problemas suelen referirse a falta de:

Acido fólico: su falta provoca cansancio, insomnio e inapetencia y puede producir malformaciones en el feto a mujeres embarazadas. Se encuentran en vegetales color verde como espinacas, acelgas, judías, guisantes.

Hierro: carencia que hace que te sientas sin energía, sin poder ser tu mism@: asegúrate de comer suficiente carne roja y cereales completos, y que tu absorción está siendo buena.

Si tienes colesterol alto debes reducirlo para mejorar tu circulación sanguínea ya que esta impacta sobre las funciones cerebrales. Es necesario el consumo de pescado azul, salmón, o aportes extra de omega 3 (para contar con el aporte necesario de acidos grasos esenciales).

Si consumes mucho alcohol, tendrás mayor pérdida de vitaminas del grupo B (como la Vitamina B12) y sentirás más fatiga, irritabilidad, apatía, insomnio o agitación respiratoria… Es un complejo deficiente tambien en episodios de estrés crónico.

En resumen, si no estás comiendo correctamente esto impactará en como te sientes y como te sientes es una evidencia de tu salud mental.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...