SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

¿Tu primera visita a Contagiate de Salud

Descubre todo lo que podemos ofrecerte para ayudarte a conseguir una salud plena. Gracias por visitarnos!

¿Cansado de dietas? VIVE MAS, PESA MENOS

Reserva tu plaza y acude a nuestro taller presencial en Madrid donde descubrir todas las claves para gestionar tu peso para siempre

El Coaching de Salud como herramienta de cambio

Descubre lo que las sesiones de Coaching de Salud puede hacer por tí y tu salud

Únete a Contagiate de Salud y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe los dos primeros capítulos de nuestro libro Contagiate de Salud y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

19 de diciembre de 2011

El Gran Obstáculo para tu Salud

¡Imposible, otra vez... no puedo más!

Probablemente una de las frases que más repites para cuando te encaminas de nuevo a conseguir tus deseos, esos que no suelen ser tan importantes para quien te rodea, pero que tanto significan para ti (adelgazar, controlar dependencias, conseguir aceptación de tu familia, mejorar tu relación, encontrar pareja, superar tu problema de salud, etc.…). 

Y conocemos algunos de los obstáculos que te han estado impidiendo conseguirlo hasta ahora: el tiempo, el trabajo, la falta de dinero, etc…

Pero ¿Cuál crees que es en realidad el verdadero obstáculo? La respuesta, en la mayoría de las ocasiones, es esta: ¡tú mismo!

Piensas demasiado en las cosas que no deseas sin ser consciente de aquello que verdaderamente deseas y gastas tiempo, energía y dinero, para luchar contra eso que no deseas.

Y la pregunta siguiente, sería: 
¿Qué es lo que deseas verdaderamente? ¿Por qué es tan importante para tí? ¿Para qué  esperar a tener más tiempo, más dinero o a volver a tocar fondo …?



Probablemente ya te has dirigido a lugares donde te han dicho lo que tienes que hacer, te han dado muchas normas, prohibiciones, recomendaciones,etc.. te han hablado de lo lejos que estás de tu objetivo... y, piensas en lo confundido que estás. Pero no es bueno actuar por imitación o recomendación de cosas que pueden haber funcionado para otros, pero que están lejos de poder convencerte a ti.

La vía más rápida para tu realización personal es, aprender a descubrirlo por ti mism@. Poner a tu servicio estos poderosos obstáculos que te han estado frenando hasta ahora y tener la voluntad clara de querer cambiar, modificar los hábitos que están cronificándose y por su puesto dejarte ayudar si lo necesitas.

 Para comenzar te dejo un RETO para este nuevo año a través de interrogantes que tienes que responder:

¿Qué ha hecho que no puedas conseguir tu/s propósito/s hasta este momento?  
¿Cuánto tiempo y cómo ha afectado este problema a tus relaciones, familia, trabajo, etc..?

Una vez hayas respondido a ello…un compromiso:

¿Qué pequeño paso estás dispuest@ a dar estas semanas para acercarte a tu objetivo? ¿Cómo te sentirás cuando lo consigas?

¡Es hora de ponerte en marcha!. 


Si para ti es complicado comenzar, prueba a contactar con nosotros y obtener la ayuda que  te hace falta. Los procesos de Coaching de Salud, están ganando adeptos a toda velocidad.
  



1 de diciembre de 2011

¿Cansado en exceso?

El cansancio o astenia (en el lenguaje médico), además de un estado físico que experimentamos frecuentemente  es un síntoma habitual que puede generar enfermedades orgánicas y psicológicas.

La astenia es una sensación de debilidad tanto física como intelectual, que reduce la capacidad para trabajar e incluso realizar las tareas más sencillas.

La fatiga física es una especie de retroalimentación negativa que nos incita a descansar cuando estamos cansados. Todos reconocemos los síntomas de la fatiga física, fundamentalmente, la sensación desagradable de tener las piernas pesadas, poco vigor físico y un deseo de reposar cada poco tiempo, para recuperar energía.

La necesidad de descanso surge a cada uno de nosotros todos los días, tal vez varias veces durante el transcurso del día y, con seguridad, por la noche cuando nos vamos a la cama y sentimos que nos envuelve el bien ganado sueño al final de una jornada de trabajo. Sin el reposo cotidiano, estimulado por la fatiga, no seríamos capaces de utilizar efectivamente nuestras horas de vigilia.

Por otro lado, esta fatiga puede ser indicativa de la necesidad de poner orden en nuestra vida. El estrés emocional derivado de las preocupaciones, las relaciones personales o profesionales, y en ocasiones la incapacidad de poner prioridades y respetarlas en nuestro día a día, llevan a vivir con tensión estresando nuestro organismo más allá de los límites soportables.

Si has descartado un origen médico de tu fatiga y, aún así, sigues sintiéndote sin fuerzas, es hora de que pongas remedio y busques la causa que lo origina.

Un Coach de salud, puede guiarte para que consigas manejar y liberar tu estrés, observarte de forma imparcial  y desbloquear tus inquietudes vitales, para reordenar tu vida y  recargarla de energía.

¿Te sientes con fuerzas para empezar?

21 de noviembre de 2011

Dejando atrás el Estrés. Encontrando una Nueva Vida

Siempre se habla del estrés como del peso, la ansiedad y otros problemas que afectan la salud, asumiéndolo como parte de nosotros mismos, o como una carga más que tenemos que sobrellevar. 

Pero debes ser consciente de que el estrés puede causarte problemas graves de salud o empeorar los que  tienes, si  no estas dispuesto a cambiar.  Por tanto, la actitud más madura después de cerciorarse de que no tenemos otros problemas de salud, es tener la valentía de parar, mirar tu vida desde arriba y replantearte si estas dispuesto a continuar con este estilo de vida que te hace infeliz.

El estrés aparece ocasionando síntomas muy diversos sobre la salud
Y ¿Cuáles son estas posibles señales de estrés?

-          Ansiedad
-          Dolor en la espalda
-          Estreñimiento o diarrea
-          Depresión
-          Fatiga
-          Dolores de cabeza
-          Presión sanguínea alta
-          Insomnio
-          Tensión en el cuello
-          Malestar estomacal
-          Subida o pérdida de peso

Puede que las primeras preguntas que nos vengan a la cabeza sean..  ¿qué puedo hacer para disminuir este estrés?¿hasta cuando podré aguantar?

Desde el Coaching aplicado a la salud, ayudamos a la persona a tomar responsabilidades, no solo por lo que  hace día a día, sino sobre lo que está en sus manos cambiar para atender sus necesidades presentes.


Para ello te sugiero estos pasos:

1º El primer paso es aprender a reconocer cuando te se estás sintiendo estresad@. Las primeras señales de estrés incluyen tensión en los hombros y  cuello o cerrar las manos con mas frecuencia. Pero cada uno tendrá su señales particulares..
2º  El siguiente paso es escoger una forma para manejar y entender tu estrés.La primera que se nos ocurre es evitar el evento que produce el estrés; pero frecuentemente esto no es posible. Una segunda forma es cambiar la manera en la que reaccionas a ese estrés. ¡Algo imposible-…!, podrás pensar… pero, te aseguro que es la manera más rápida de utilizar ese mismo estrés, para conseguir mejoras en nuestra vida.

Consejos para manejar el estrés
Es una pérdida de  tiempo preocuparse por las cosas que no podemos controlar; por ejemplo por “el clima” :). Por tanto,  haz algo al respecto de las cosas que SÍ puedes controlar.

-          Prepárate lo mejor que puedas para enfrentar los sucesos que sabes te pueden ocasionarle estrés; como para una entrevista de trabajo.
-          Trata de resolver los conflictos con las demás personas.
-          Pide ayuda  a un Coach especializado en Salud y Bienestar. Ganarás tiempo, ahorraras dinero y encontrarás una claridad para dar los pasos que verdaderamente necesitas dar en tu vida.
-          Fíjate metas realistas tanto en la casa como en el trabajo.
-          Practica algún deporte o actividad física
-          Medita.
-          Aléjate de lo que te produce estrés cotidiano a través de pasatiempos, hobbies, amigos, etc.
-          Trata de ver los cambios como un reto positivo y no siempre como una amenaza.

¿Te sientes preparado para abandonar tu estrés?

9 de noviembre de 2011

¿Sabes cómo puedes mejorar tu salud?


Cuantas veces reflexionamos sobre lo débiles que nos sentimos, los hábitos que nos gustaría comenzar, etc. bien porque el médico nos ha vaticinado algún peligro para nuestra salud o bien porque nos vemos empujados por un ideal de autosuperación.

La respuesta inicial cuando una persona sabe que debe cambiar o sino podría morir, es la negación. Después de un par de días, comenzamos a procesar la información y vamos aceptando el reto. Desafortunadamente la mayoría de la gente no tiene el foco ni la disciplina necesarios para cambiar fácilmente de hábitos, bien sean de comportamiento, de alimentación, de ejercicio, de estrés etc. que suelen derivar en una salud debilitada.

Es frecuente que sepamos lo que deberíamos cambiar pero lo cierto es que no lo hacemos y terminamos  llamándolo “forma de ser” o dejándonos en manos del “destino”.  Afortunadamente no todo está perdido y hay datos científicos de estudios que han demostrado que llevar a efecto esos cambios, beneficia nuestra salud y que con la ayuda adecuada se puede conseguir.

Es aquí cuando un Coach de salud te facilitará la estructura, los recursos y el apoyo que buscas para diseñar la “base de tu bienestar”, integrando paso a paso hábitos saludables para tu situación individual. Y no solo en personas aparentemente sanas, sino también en personas con enfermedades crónicas, etc. que evolucionarían mucho mejor y tendrían mayor calidad en sus vidas.

Hay estudios de intervención en los estilos de vida que observaron si los pacientes con patologías cardíacas podrían realizar los cambios de vida necesarios para evitar futuros ataques al corazón. El estudio demostró que el refuerzo positivo aumentaba la capacidad de la persona para poder hacer esos cambios drásticos, necesarios en su estilo de vida y prevendrían el peligro (Pische, Scherwitz, Weidner & Ornish 2008).

Se realizó un estudio similar en pacientes con diabetes tipo 2. El programa evaluó la intervención con modificaciones en el estilo de vida y analizó los beneficios de salud asociados al cambio, demostrando que los individuos que habían contado con apoyo personal de un coach de salud, tuvieron una mejora significativa en el control de su diabetes (Kim, Lee, Kang, Lee, Ahn, Cha, Yoo & Lee 2006).

Un coach de salud infunde esperanza, cree en tí y confía en que quieras ayudarte. Como en una relación de mentor-cliente se construye sobre la práctica, la experimentación, hasta que se aprenden a hacer mejores elecciones, se avanza en pasos predefinidos y se crea el nuevo hábito. La persona aprende a ser constante sintiendo mayor confianza en el dominio de su salud, animado por sus progresos.

Otro estudio que evaluó los resultados de procesos de cambio en personas con malos hábitos, demostró que la probabilidad de tener éxito es mucho más alta cuando la persona sabe como hacerlo y cuenta con las herramientas adecuadas (Motowidlo, Dunnette, Loehr & Virginia 1998). 

Un coach de salud está en sintonía con tus niveles de motivación y trabaja orientado a tus objetivos.

 Aunque la posibilidad de incorporar hábitos de vida saludables en tu vida, te puede intimidar a primera vista, en realidad se consigue. Un coach de salud puede recorrer el camino que tu recorres, apartarte del desorden de tanta información sobre salud y bienestar y guiarte por el laberinto que pasa hacia los cambios que deseas lograr y que se traducen en más salud y felicidad en tu vida

4 de noviembre de 2011

3 Consejos para Mejorar tu Visión

Garantizarnos una buena visión a largo plazo depende tanto de la genética, como del entorno y los buenos hábitos en nuestro día a día. El esfuerzo mental, la falta de irrigación sanguínea y transmisión nerviosa inapropiada, y  los malos hábitos de comida, son las tres causas principales que desarrollan trastornos de la visión como puede ser miopía u otros más complejos.


Ni siquiera  nos damos cuenta pero, estamos forzando la visión con hábitos tales como:
  • Forzar la mente, lo que generalmente transmite una tensión que se refleja en los músculos y los nervios oculares
  • Leer en luz  tenue o muy deslumbrante
  • Ver televisión en exceso
  • Mantener la vista sin descanso durante más de una hora frente al ordenador:
A parte de los cuidados rutinarios que conlleva el control para una buena visión, nuestra alimentación también juega un papel crucial en el buen funcionamiento de nuestros ojos.  Toma nota de los nutrientes que te ayudarán a mantenerla bien:

Vitamina A
El consumo de Vitamina A es de muy alta importancia para mejorar la visión. Las mejores fuentes de esta vitamina son la espinaca cruda, la parte superior del nabo, crema de leche, queso, manteca, tomates, lechuga, soja, zanahorias, repollo, leche fresca, naranjas y dátiles. Si se decide suplementar con esta vitamina la recomendación general es de 25,000 IU diarios de vitamina A.

Achicoria
La achicoria o endibia es extremadamente valiosa para la miopía. Contiene elementos que son necesitados constantemente por el sistema óptico. Es una de las fuentes más ricas en vitamina A, la cual es muy útil para los ojos.

Alimentos naturales
Frutas frescas como naranjas, manzanas, uvas, ciruelas, cerezas;
Verduras como la lechuga, repollo, espinaca y hojas de nabos;
Tubérculos como las patatas, nabos, zanahorias, cebollas y remolacha; nueces y frutos secos.
Cereales, también son necesarios, pero en poca cantidad y mejor integrales.

Ya no tienes excusa para ver más y mejor. Puedes comenzar a ponerle remedio de esta forma tan sencilla.

3 de noviembre de 2011

¿Qué hago para prevenir la diabetes?

La diabetes está tomando dimensiones epidémicas. En Estados Unidos cerca de 25 millones de habitantes la sufre y la causa es, de nuevo, la alimentación pobre en nutrientes y la obesidad. Unos 60 millones más (1 de cada 4 adultos) se consideran pre-diabéticos y con alto riesgo de desarrollar la enfermedad.

Actualmente, según la Federación Mundial de Diabetes, más de 240 millones de personas viven con diabetes en todo el mundo.

La diabetes (tipo 2) comúnmente se consideraba una enfermedad de adultos pero hoy también se ve un riesgo para los niños y jóvenes, como consecuencia de los estilos de vida sedentarios, con una alimentación cargada de grasas, dulces y calorías. “La diabetes puede afectar a los más jóvenes tanto porque está en sus genes, como porque la adquieren por malos hábitos de vida, lo cual significa que se puede prevenir”, afirma el médico diabetólogo Diego Holguín.

¿Qué debo hacer para prevenir esta enfermedad?
La persona prediabética, es decir, que aún no tiene la enfermedad pero que ha observado que su glucemia o nivel de azúcar está entre 110 y 125, debe comenzar a cuidarse

La solución para prevenir la diabetes es hacer ejercicio y llevar un estilo de vida sano. Como recomendaciones estándar se habla de:

•          Hacer ejercicio 5 veces a la semana
•          Caminar como mínimo 30 minutos diarios
•          Bajar entre un 5 y un 7 por ciento su peso además de
•          Cuidar la alimentación.

Alimentación
Los mejores alimentos para los diabéticos son las legumbres, las frutas cítricas, patatas, tomates, pescado (ricos en Omega-3 y ácidos grasos), nueces, yogur desnatado y leche, y vegetales de hoja verde como la col, coles y espinacas. Estos son alimentos de bajo rango en el índice glucémico y proporcionan los nutrientes esenciales como calcio, potasio, fibra, magnesio, y vitaminas A, C y E.

En cuanto a los hidratos de carbono, los diabéticos deberían centrarse en fibra y almidón y evitar los alimentos azucarados. Cereales integrales, panes y pastas son excelentes opciones. También las nueces, legumbre, frutas y verduras.

Se recomienda controlar o restringir el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas o colesterol (carnes grasas, caldos, grasa de la leche o lácteos, nata, mantequilla, embutidos, yema de huevo, productos industrializados, etc.). El exceso puede incrementar los niveles de colesterol en sangre y se las vincula con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Los diabéticos tienen mayor riesgo de padecerlas que una persona no diabética. 

Los diabéticos que aprenden el tipo de dieta que deben seguir y la cumplen pueden vivir una vida sana y equilibrada.

¿Tienes alguna sospecha de estar entrando en alguna zona de peligro? ¿Tu estilo de vida toma en cuenta el cuidado de lo que comes y que ejercicio realizas?¿Como son tus  hábitos de vida en la actulidad?

Si te sientes solo y perdido para comenzar a reordenar todo esto puedes contar con tu Coach de Salud. El te ayudará a cambiar esos hábitos que te mantienen en la zona de peligro y te hará sentir capaz de vivir de la forma en la que tu cuerpo puede funcionar mejor. ¿Quieres empezar?




16 de octubre de 2011

No puedo dormir...¿que puedo hacer?

¿Has sentido alguna vez irritabilidad, debilidad, contracturas, alteraciones de carácter.. y darte cuenta de que en los últimos días o meses, no duermes lo necesario?

Dormir mal o poco, altera nuestro sistema nervioso, genera un estado en el que la parte físico-química, la estructural de nuestro cuerpo y también la psíquica, se desequilibran.

La fatiga que experimentamos derivada de un mal sueño se intensifica con la edad y es la responsable de generar más preocupación, ansiedad, depresión, etc. Además, la carencia de sueño ocasiona un envejecimiento prematuro en el ser humano y descontrola el apetito, haciendo que necesites más cantidad de alimento para tener llegar a una sensación de saciedad.

Una  de las primeras recomendaciones cuando se lleva una temporada dando vueltas en la cama sin poder conciliar el sueño, es reflexionar sobre algún mal hábito que pueda estar afectándonos durante el día. Por ejemplo, si tomas cafeína en la tarde su efecto puede estar desencadenando tu problema de la noche, ya que la cafeína permanece durante horas en nuestro cuerpo hasta ser metabolizada y eliminada.  Hay también ciertos alimentos que pueden mantenerte más despierto de lo normal, a horas intempestivas que tienen que ver sobre todo con la comida que preparamos para las cenas. Es mejor que prepares cenas no demasiado pesadas y tomarla unas dos horas antes de ir a dormir.

Puedes echar mano de ciertas bebidas que te ayudarán a tranquilizarte y facilitar tu sueño:

Valeriana: es de las más utilizadas, pues ayuda a relajar los músculos, incluso el corazón, gracias al efecto sedante y espasmódico que produce.
Tila: Esta planta, sin duda una de las más conocidas, ayuda a relajarse, lo que puede facilitar la llegada del sueño.

Además también es imprescindible, si estás pasando una época de insomnio, conocer la relación entre la comida y el sueño, ya que pueden prestarnos gran ayuda al respecto. Intenta incluir en tu menú de la noche alguno de estos alimentos:

Leche o yogurt. Ricos en vitamina B6, el bajo consumo de esta se asocia al insomnio.
Pescado azul. Es una muy buena fuente de ácidos grasos omega 3 (de fácil digestión) como sardinas, la caballa, etc. o también el salmón.
Semillas. Tienen ácidos grasos omega 6, tienen un efecto directo sobre los nervios del cerebro (lino, sésamo, calabaza o girasol).
Alimentos con Hierro. El hierro que es muy necesario, porque si este desciende, puede presentarte el insomnio. (Cereales, lentejas, vegetales de hojas verdes, entre otros)
Avena. Aporta hidratos de carbono, ácidos grasos y vitamina B, necesarios para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Además contiene avenina, una sustancia sedante.
Setas. Son fuente natural de serotonina.
Judías y espinacas: son ricas en magnesio. Su falta puede ocasionar un sueño profundo y el despertar a medianoche.
Alimentos con vitamina B6. Un nutriente necesario para metabolizar el triptófano, que se necesita en situaciones de estrés. (Germen de trigo y levadura de cerveza)
Lechuga: esta contiene lactuario u opio de lechuga, tiene efectos sedantes semejantes al opio pero sin ninguno de los inconvenientes de éste.

Pero el insomnio suele tener una causa subyacente como puede ser el estrés, el abuso de sustancias, medicamentos, el alcohol o determinadas emociones (miedo, el resentimientos, insatisfacción, etc.) 
La solución depende de que seas capaz de identificar esas causas (descartes cualquier causa médica) y sepas hacerles frente.

¿Que necesitarías hacer? ¿Sabes como empezar por ti mism@? Quizá es buen momento para pedir ayuda.





2 de octubre de 2011

12 Pasos hacia la Salud y el Bienestar

¡Vivir saludablemente es sencillo! Sentirse bien puede ser tan fácil como empezar a dar estos 12 pasos hacia tu bienestar:

1. Bebe más agua
2. Cocina más amenudo
3. Toma cereales completos
4. Aumenta la ingesta de frutas (naranjas y rojas)
5. Aumenta la ingesta de verduras de hoja verde
6. Introduce proteínas de calidad en tus platos
7. Toma menos carne, lácteos, azúcar y alimentos con conservantes, comida basura; y reduce el café, alcohol (olvida el tabaco)
8. Crea hábitos sencillos que revitalicen tu cuerpo
9. Cultiva las relaciones que te dan apoyo
10. Encuentra una actividad física que te apetezca hacer regularmente
11. Realiza un trabajo que ames o encuentra la forma de amar el trabajo que haces
12. Cultiva alguna práctica espiritual

Podríamos comenzar por beber más agua.
 ¿Sabías que si bebes más agua  (filtrada, pura...), puedes retrasar el envejecimiento prematuro y controlar la hipertensión?  Incluso puedes perder peso.
UN CONSEJO: Si el agua a secas te resulta insulso, añádele un poco de limón o un chorrito de zumo de frutas para aumentar su sabor

Pero sobre todo, no te agobies, no tienes que realizar todos estos pasos a la vez. Comienza tomando un poco más de agua cada día, aquellas veces en las que no sabes que tomar o para acompañarte mientras  trabajas.

Recuerda que estos pequeños cambios no son una "dieta a corto plazo", se trata de construir un estilo de vida a largo plazo. Cada nuevo paso que des tendrá un impacto enorme y positivo en tu presente y tu futuro.

30 de septiembre de 2011

Conviértete en una Prioridad

¿Sientes ya esa prisa por terminar tu jornada de trabajo e irte a descansar? ¿Necesitas recargar pilas, pero llegas agotad@ y el fin de semana te da más bien para poco?

Es posible que no estés siendo consciente de algunos detalles que te roban energía y necesites “poner orden” antes de que sea demasiado tarde.

Para ello, te propongo ser consciente de todas las cosas que crees te quitan energía bien sea de tu entorno; un ambiente desordenado, una cocina sin víveres, la falta de sueño…de tus relaciones; esa persona que te carga de energía negativa, esos compromisos que no te quitas de encima, etc. o todas estas pequeñas decisiones que sutilmente te están impidiendo acceder a tu capacidad para sentirte satisfecho con tu vida.

Tomate el tiempo para identificar esos “ladrones de energía”, aquellas tareas insignificantes pero rutinarias, que no planificas ni delegas, pero que te ocupan tanto tiempo y vete sustituyéndolas por cosas que sí te ilusionan, te restauran o te cargan de energía. (aquello que si hicieras, consiguieras, marcarían una diferencia en tu vida).

Para facilitarte la tarea puedes seguir unos sencillos pasos:

1.  Haz una breve revisión de tus 4 prioridades: lo que más valoras en la vida
2.  Observa como pones límite a aquello que no es tan importante para tí.
Prueba a decidir en que, como y con quien vas a gastar tu tiempo en estos días, en base a tus prioridades.

 Si disfrutas de este equilibrio ya, ¡¡genial!. Seguramente estarás muy satisfech@, pero si no es así, quizá sea hora de replantearte lo que haces o planificar mejor. Y, aquí viene el tercer punto:

3. Realiza un acuerdo de buena fe contigo mismo, con tu Ser más auténtico. Decide invertir tiempo en ti, haciendo algo que sabes aumenta tu nivel de energía y/o deja de hacer algo que te la roba.

Cuanto mejor estés tú, mejor te percibirán los demás y más podrás influir sobre sus vidas.

Recuerda escribir tu compromiso para este fin de semana y ponerle fecha/s aquí debajo: (los propósitos u objetivos que se escriben, tienen mayor posibilidad de ser cumplidos)

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

25 de septiembre de 2011

Caminar, sólo caminar..?

En muchas revistas de moda vemos imágenes de famosos, modelos, etc. practicando diversos deportes, en el gimnasio, haciendo pesas, etc. Podríamos pensar que para estar en forma, hay que hacer eso todo el día pero quizá no creamos que es la única forma. En realidad, lo único que nos haría falta es caminar a paso rápido, mientras disfrutamos de lo que nos rodea, respiramos aire fresco y, si lo preferimos, pasamos un rato con un amigo o alguien de la familia.

¿No te parece que esto es más divertido?

Hay algo que mucha gente no sabe acerca de las caminatas: pueden reducir la grasa de lugares de riesgo para el cuerpo. Sí, ya se lo que estás pensando, que esto no es posible. Pero, investigadores de la Escuela de Medicina de St. Louis le asignaron a un grupo de hombres y mujeres, un programa de ejercicios de 9 a 12 meses de duración, que consistía en caminar vigorosamente (o trotar).

Las personas del estudio hicieron ejercicio un promedio de 45 minutos varias veces por semana. Al finalizar el estudio, tanto los hombres como las mujeres habían perdido peso y principalmente de la zona del abdomen. Esto demuestra que un programa de ejercicios sencillo como caminar puede "derretir" la grasa del abdomen, que aumenta a medida que envejecemos, además de ayudar a reducir el riesgo de enfermedades asociadas a la grasa abdominal.

Caminar es sencillamente una de las actividades más fáciles y más seguras para quemar calorías y fortalecer el sistema cardiovascular. Si te decides a caminar, camina lo más que puedas.

En la mayoría de estudios realizados en personas con exceso de peso que aumentaron poco a poco la duración de sus caminatas a lo largo de un año, no se observó pérdida de peso hasta que las caminatas no superaron los 30 minutos diarios. Y todo el peso que perdieron fue solamente grasa. Dicho sea de paso, caminar kilómetro y medio, quema aproximadamente 100 calorías.

Si quieres  comenzar un programa de caminata vigorosa, en la primera semana camina 20 minutos tres veces. En las semanas siguientes, aumenta la duración de la caminata a 30 minutos. A medida que te sientas con más energía y en mejor forma, añade una o dos sesiones más a tu programa semanal de caminatas. Recuerda también que debes caminar a un buen paso.

A continuación, te doy otros consejos:

•          Utiliza calzado adecuado para caminar.
•          Mantén la cabeza derecha mientras caminas y mira hacia adelante.
•          Dobla los codos en un ángulo de aproximadamente 90 grados y mantenlos cerca de los lados del cuerpo. Mientras caminas, balancea los brazos hacia adelante y hacia atrás.
•          Deja que tu talón toque el suelo primero, luego sigue el movimiento desde el talón hacia la planta del pie. Empújate con la planta del pie para aumentar el impulso.
•          Da pasos largos y suaves. Camina lo más rápido que puedas
•          Mientras caminas, respira profundamente pero con naturalidad.
•          Una forma de lograr la motivación es usar un podómetro. El podómetro contará todos los pasos que des, aunque solamente vayas al frigorífico a buscar algo de comer. Usar un podómetro me hizo darme cuenta de lo que en verdad recorro en un día.

Por último, haz que tu caminata tenga sentido. Mira a tu alrededor. Disfruta de lo que te rodea. ¡Diviértete!. 

20 de septiembre de 2011

La Salud Integral en la Vuelta al Cole

 Volver al cole es fantástico para muchos niños, pero en cambio en otros, sobre todo en las primeras semanas, pueden aparecer situaciones y síntomas que generen problemas tanto emocionales como físicos, derivados de la falta de seguridad en si mismos o el tener que afrontar situaciones nuevas.

En este artículo se destacan los problemas más comunes para  estar alerta y poder amortiguar o prevenir estos casos.


Según el doctor Juan Casado, jefe de Pediatría del Hospital Niño Jesús de Madrid, algunos niños son más sensibles que otros y después del verano se sienten solos, abandonados por sus padres, o tienen una timidez extrema. Sufren estrés y su sistema inmunologico no está a la altura. Esto desencadena más infecciones, asma, cansancio, pesadillas, etc. pero también depresión o ansiedad derivada  de las dificultades que encuentran en la relación con los chavales aparentemente "mas fuertes".

Apoyemos y orientemos a nuestros hijos para enfrentar sus retos ante la vida con valentía, identificando sus necesidades y fomentando el amor y la aceptación de sí mismos a tiempo.

El coaching de salud, utiliza una metodología que puede ayudar a descubrir las capacidades y recursos internos del niño/adolescente, y ayudarle a construir su autoestima, ejercitar la empatía y enfrentar los problemas con mayor facilidad, a través del  ejercicios de descubrimiento, acción y refexión.

¿Como puedes estar más atento este curso, en el apoyo a tus hijos y su salud integral?







18 de septiembre de 2011

Cambios para el "Trabajador Extremo"

¿Sientes que trabajas mucho y no te cunde? ¿Te pasas el día trabajando y luego.. continuas al llegar a casa?¿Descansas mal y estás bajo de energía?

Ante el aumento de la incertidumbre laboral con la crisis reinante, existe el peligro de que no midamos nuestro esfuerzo e intensidad en el trabajo y nos olvidemos de nuestra salud, añadiendo insatisfacción a otras parcelas muy importantes en nuestra vida. 

Según el periódico Expansión la figura del “trabajador extremo” es algo muy común en los tiempos que corren. Este comportamiento en general, consigue un efecto negativo, haciéndolos más improductivos al reducir los tiempos de descanso necesarios para volver frescos al trabajo el día siguiente. Estos trabajadores tienen la creencia de que cuanto más se esfuercen, mayor será su probabilidad de permanecer “a salvo”.Realizan un sobre esfuerzo sostenido, llegando a renunciar a su familia, a sus relaciones sociales e incluso a su salud.

Una vez se es consciente de este comportamiento, puedes comenzar alguno de estos pequeños cambios para reducir tus tiempos y rebajar el estrés:

·        No comiences muchas tareas a la vez.
·        Haz una lista de tareas ordenada por prioridades.
·        No seas perfeccionista y sobre-exigente con el resultado de tu trabajo.
·        Delega las tareas en las que no añades valor, ayudarás a manejar las situaciones estresantes.
·        Toma unos minutos de descanso para respirar y mover brazos y piernas, te relajará.
·        Bebe agua, tomate un café (no unos cafés.;-) o come alguna fruta entre horas...
·        Practica algún deporte o actividad a la semana, que logre desenchufarte de la rutina y del exceso de trabajo. Será una inversión para tu salud y tu ánimo.
·        Abandona tus hábitos nocivos (beber, fumar, ver mucha TV, etc.) y sustituye al menos uno por otro nuevo, más saludable.

Comienza a sentir los beneficios de estos pequeños cambios.



15 de septiembre de 2011

¿Sabes Respirar?

Aprender a respirar bien y corregir malos hábitos es sencillo pero requiere una mínima práctica.

Al principio, es conveniente entrenarse practicándolo varias veces al día. Para ello sólo se precisa de unos minutos que revertirán en la mejora de tu satisfacción vital y tu nivel  de energía.

Se puede hacer en casa, en el trabajo, mientras caminas y en cualquier circunstancia, o bien dedicándole una sesión de ejercicios como los que describimos aquí:

•          De pie o sentado, con la columna erecta, derecha, y respirando siempre por las fosas nasales, se inhala llenando primero la parte inferior de los pulmones, lo que se obtiene poniendo en juego el diafragma.

Cuando desciende, hace que se abombe el abdomen, se eleven las costillas inferiores, esternón y pecho, para finalizar llenando la parte alta de los pulmones alzando la parte superior del pecho, como si tirase del cuello.

Aunque aparentemente puede parecer que esta respiración consiste en tres movimientos distintos, con un poco de práctica verá que sólo es uno y que la inhalación es continua.

•          Una vez finalizada la inhalación, que dura un par de segundos, reten el aire unos 8 segundos.

•          Exhalar muy despacio metiendo poco a poco el abdomen y bajando el  costado hasta expulsar todo el aire para aflojar al final el pecho y el abdomen.

Repite esta secuencia 5 veces y ve aumentando según lo requieras. Con un poco de práctica esta forma de respirar se ejecutará casi automáticamente.El ejercicio puede durar lo que uno quiera y repetirlo varias veces al día porque es compatible con cualquier otra actividad. 

 Al principio, en las primeras sesiones, se puede practicar frente a un espejo, colocando una mano sobre el abdomen y otra sobre el tórax, de manera que se puedan ver y sentir los movimientos, lo que ayudará mucho a comprender el mecanismo de la respiración completa y a conocer mejor nuestro cuerpo.

Hay una larga serie de ejercicios respiratorios, todos ellos muy relajantes y que se utilizan también para combatir el insomnio practicándolos antes de acostarse.

Pruébalo en los momentos de tensión y de estrés, ya que  tiene un efecto sedante.

14 de septiembre de 2011

Cuidado con el Ibuprofeno en el Embarazo

El dolor es algo con lo que el ser humano debe lidiar irremediablemente en su vida. La forma más común de acabar con las molestias que no nos dejan continuar el día es tirar del famoso “paracetamol”, un fármaco analgésico que ha demostrado un amplio perfil de seguridad.

Hace unos años, sin embargo, otro compuesto el “ibuprofeno”, le tomó la delantera en cuanto a remedio más utilizado contra el dolor debido a la suma de sus propiedades antiinflamatorias.
Pero el mundo de la medicina y de los fármacos las investigaciones van cambiando, y mucho, sobre la percepción que teníamos de ciertos medicamentos.

El ibuprofeno ahora está en el ojo del huracán. Según un estudio realizado en la universidad de Montreal (Canadá), consumir este anfiinflamatorio no esteroideo, durante la primera etapa del embarazo, duplica los riesgos de sufrir un aborto espontáneo.

Los responsables de este estudio analizaron 4.705 casos de abortos sucedidos en Quebec. De estos abortos, el 7.5% corresponde a las mujeres que tomaron algún tipo de antiinflamatorio. En el grupo de las mujeres que no sufrieron abortos, solo el 2.6% consumió este medicamento. A pesar de lo llamativo de estos datos, hay que tener en cuenta que en el grupo de mujeres que sufrieron un aborto no se tuvo en cuenta otro tipo de factores que también podrían haber tenido algo que ver.

En general para asegurarnos la salud en esta etapa tan delicada, tengamos cuidado de la medicación que tomamos y sigamos las prescripciones de nuestro médico.

Fuente. El Mundo Salud

2 de septiembre de 2011

¿Quieres fortalecer tu voluntad?

Parece ser que septiembre es  un mes donde todos retomamos nuestros buenos propósitos, visualizando lo que nos queda de año. Pero, la verdad es que una cosa es "proponernos propósitos", y otra llevarlos a cabo.

La mayor parte de las veces, nos sobra intención pero nos falta determinación.

Según publica la revista  MUY INTERESANTE, estudios científicos han descubierto métodos para fortalecer a esta escurridiza compañera llamada VOLUNTAD.

Cambiar hábitos: Según un estudio de la Universidad de Case Western Reserve, basta con realizar pequeños cambios en nuestros hábitos cotidianos, por ejemplo lavarnos los dientes durante varios días con la mano contraria, para fortalecer la voluntad. 

Tensión Muscular: La mente y el cuerpo están tan estrechamente unidos que simplemente apretando los músculos se puede activar la fuerza de voluntad” concluía en la revista Journal of Consumer Research. Un curioso truco para ejercer el autocontrol: si cuando notamos que nos cuesta levantarnos de la silla para ir al gimnasio o se nos hace la boca agua ante un pastel tensamos los bíceps o los músculos de la mano durante un minuto, nos resultará más sencillo evitar la tentación

Buenas acciones. Por su parte, Kurt Gray, de la Universidad de Harvard, ha demostrado que hacer una buena acción, e incluso sólo imaginarnos ayudando a otros, aumenta nuestra fuerza de voluntad y nuestra resistencia física. “Tal vez la mejor manera de resistirse a un donut a media mañana es donar el dinero que cuesta para una buena causa”, sostiene Gray, que dió a conocer sus conclusiones en la revista Social Psychological and Personality Science.

Exponerse a la tentación. Si una persona está a dieta desarrollará mejor su voluntad si tiene pasteles o caramelos en la cocina, al alcance de la mano, y evita comerlos, que si solamente ve imágenes de chocolate y golosinas en revistas o en la televisión. Esto último, dicen los investigadores de la Univ de Chicago, surte el efecto contrario, ya que es probable que en la primera ocasión que se le presente coma más "alimentos prohibidos".

Distracción. La distracción también es una buena estrategia, como han demostrado investigadores de la Universidad de Columbia (EE UU). Si canturreamos o pensamos conscientemente en otra cosa cuando algo nos tienta, por ejemplo un cigarrillo mientras intentamos dejar de fumar, nos costará menos controlarnos.

Uno a uno. Conviene evitar proponerse cumplir a la vez varios objetivos que exijan mucho autocontrol. Según Sandra Aamodt, editora de Nature Neuroscience, hay varias actividades que pueden agotar rápidamente nuestra fuerza de voluntad: resistirnos a probar ciertas comidas o bebidas, reprimir respuestas emocionales, hacer un examen, dormir poco y tratar de impresionar a alguien..

Continuar leyendo


25 de agosto de 2011

2 Consejos para Evitar Daños con Los Móviles

Somos muchos los que pasamos minutos, horas y hasta días..;)) al teléfono aprovechando las ventajas que suponen para nuestro trabajo, relaciones, ocio, etc. y quizá no seamos todavía muy conscientes  del peligro de este hábito.

Este año, es la primera vez que la OMS reclasificaba la emisión de los móviles como "posible carcinogénico", haciéndose eco de las conclusiones de los estudios realizados por Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC). En algunos ensayos, como el "Interphone", que se ha llevado a cabo en Centroeuropa, se ha visto un aumento de gliomas (un tipo poco frecuente de tumor cerebral) que se puede atribuir al uso de los móviles, aunque haya que seguir investigando.

Lo cierto es  que cada vez son mayores las sospechas y estudios que están investigando los efectos de los campos electromagnéticos y de las radiaciones de los móviles en la salud humana. Aunque los operadores españoles  dicen que están dentro de los límites  establecidos, si queremos prevenir sufrimientos a largo plazo, es mejor que  estemos al día del buen uso.

Un alto cargo  de una compañía  de  móviles me comentaba el otro día 2 cosas que él siempre hace para evitar la sobrecarga de radiaciones cuando utiliza su móvil (algo a tener muy en cuenta cuando se trata además de niños o adolescentes) y que hoy quiero compartir contigo:

  1. Cuando marques el nº de teléfono mantén alejado el aparato del oído o ten el altavoz puesto hasta que te respondan la llamada. Los primeros segundos desde marcar el teléfono hasta que te cogen, el terminal comienza a emitir las señales de mucha potencia hasta  que encuentra la conexión con el otro número y es ahí cuando las ondas que emite son más dañinas para el ser humano 
  1. No llames o te acerques el teléfono cuando intentes contactar con alguien en un lugar dónde haya poca o nula cobertura. Si la zona tiene una buena recepciónconlleva una disminución del nivel de exposición, ya que de ese modo el aparato transmite a una potencia reducida, y al contrario cuando no hay cobertura se produce una emisión de potencia muy alta para encontrar señal receptora.
Es bueno utilizar dispositivos «manos libres», que permiten mantener el teléfono separado de la cabeza y el cuerpo durante la llamada, el nivel de exposición también se reduce si se disminuye la cantidad de llamadas y su duración. Hablar más de 1/2 horas  al día aumenta el riesgo para la salud.

10 de agosto de 2011

La Salud Bien Entendida

Ser distendido, espontáneo, feliz, sentirse bien en la propia piel: estos son los objetivos que persigue cualquiera que goce de una buena salud integral. Hoy en día, a pesar del auge de las recetas del tipo "Bienestar: Instrucciones Para Alcanzarlo", muchas personas se pasan la vida intentando descubrir el origen de sus síntomas y achaques, llenando su vida con revisiones, remedios, recaídas, etc. sin reparar en su estilo de vida.  No son pocos también aquellos que transitan una existencia  al margen de la salud, estirando al máximo el día a día y confiando en lo que el cuerpo resista. 

Pero es importante asumir que viajamos en un cuerpo al que debemos atención y que nuestro bienestar, tiene que ver mucho con nosotros mismos y con nuestro entorno. Nosotros evolucionamos, la ciencia y el conocimiento se amplía y la salud también evoluciona  hasta el punto de que cada uno sabe hoy más que nunca, qué cosas le pueden perjudicar o las que debería hacer para mejorar.

El auto-cuidado, es un nuevo paradigma que desde la perspectiva de la Salud integral, explica estupendamente Dolores Tomas psicóloga-coach, que abre la conciencia al trabajo con uno mismo y como facilita el tomar conciencia de lo que somos y lo que podemos llegar a ser.

"Existe una necesidad  creciente de conocernos y cuidarnos, de formar criterio con respecto a nuestra salud y como utilizar los recursos, las nuevas terapias y herramientas con las que ya se resuelven los problemas de la salud de hoy en día.
  
La salud entendida en sentido amplio, como el bienestar físico, psicológico, va mucho más allá del esquema biomédico, abarcando la esfera subjetiva y del comportamiento del ser humano.

En el nuevo concepto de salud están implicadas las distintas partes de nuestro sistema, que está relacionado con la interconexión e integración de múltiples niveles... Existe un principio psicofisiológico básico: “Cada cambio en el estado fisiológico es acompañado por un cambio apropiado en el estado mental--emocional, consciente o inconsciente, e inversamente, cada cambio en el estado mental---emocional, consciente o inconsciente, es acompañado por un cambio apropiado en el estado fisiológico”.

Constituimos una unidad como sistemas individuales y también en relación con el mundo que nos rodea, ya que formamos parte de una totalidad mayor que es el ambiente físico, social, el planeta, el universo.

Muchas de las enfermedades crónicas son el resultado de la acumulación de conductas no saludables y condiciones ambientales perjudiciales.

Una multiplicidad de factores tales como el descontrol emocional, o un control e inhibición emocional excesivos, ciertos hábitos nutricionales inadecuados, predisponen a enfermedades; hábitos como el fumar asociados frecuentemente con el cáncer, enfermedades respiratorias y cardiacas; el consuno del alcohol y drogas, que afectan diversos sistemas del cuerpo; la carencia de habilidades interpersonales y de comunicación, predisponen a padecer alteraciones en distintos sistemas biológicos.

La psicología actual, ha evolucionado desde la enfermedad y la disfunción hacia un enfoque centrado en la salud humana, en el funcionamiento positivo. Se hace hincapié en la importancia de desarrollar potencialidades y reforzar aspectos emocionales positivos de las personas". Fuente: D. Tomás. 



5 de agosto de 2011

Fumar Eleva el Riesgo de Demencia

El cerebro no es inmune a los efectos tóxicos del tabaco a largo plazo. Es posible que si eres fumador habitual de tabaco, en cantidades elevadas (2 paquetes al día), dentro de una o dos décadas puedas tener muchas mas probabilidades (más del 100% de riesgo aumentado) de sufrir una demencia, enfermedad de Alzheimer o demencia vascular.

Según los datos de un estudio publicado en Archives of Internal Medicine, realizado en mas de 21.000 personas, fumar en exceso en la época de mediana edad, se vio asociado con un aumento superior al 100% en el riesgo de padecer  demencia, Alzheimer o demencia vascular. 

Estos resultados sugieren que el cerebro no es inmune a las consecuencias a largo plazo del tabaco.

¿Estas dispuesto a sufrir ese riesgo?

Cambiar un hábito parece no ser tan fácil, si lo fuese, mucha gente abandonaría conductas que sabe que le perjudican confiando tan solo en su fuerza de voluntad. Pero, después de estudiar las técnicas y metodologías para generar cambios para la salud, observo que  las más eficaces y rápidas, son aquellas que trabajan fundamentalmente a nivel mental. 


O, sino ¿como es posible que una persona que lleva parches de nicotina, continúe fumando y sin poder dejarlo?


Lo cierto es que muchos de los deseos o comportamientos compulsivos están vinculados a nuestra mente. Y para acceder a este área debemos comunicarnos a un nivel que pueda calar en la esfera  inconsciente.

Independientemente de los factores  físicos, lo definitivo es conectarnos con la parte inconsciente que desencadena impulsos nocivos y los asocia con sensaciones placenteras vinculándolos con el tabaco. El inconsciente recuerda el pasado y reinterpreta el presente de forma sutil.  El inconsciente puede trabajar a nuestro favor o en nuestra contra. Lo que es cierto es que necesita pautas eficaces para conseguir generar nuevos comportamientos y ello se facilita enormemente a través de la sugestión, la relajación y la hipnosis.

El acceso a esta inteligencia sin explorar, proporciona alivios en comportamientos adictivos y permite reprogramar de forma elegante y sencilla, conductas que llevan esclavizándonos desde tiempo atrás.

Si quieres darle un ultimatum al tabaco, no dudes en probar estas nuevas herramientas novedosas, y más rápidas, para facilitar aquello que tu solo estás relegando, con el riesgo de tener que pagar un precio, ¿quizá demasiado alto?.

4 de agosto de 2011

7 Pasos para Liberar la Ansiedad

La ansiedad es algo que todos hemos experimentado con mayor o menor intensidad en determinado momento de nuestra vida. Y no me estoy refiriendo a la subida de adrenalina de los parques de atracciones, sino a una sensación que nos puede llevar a perder el control de nuestra propia vida.

La ansiedad puede aparecer por diferentes razones pero, con frecuencia, es el resultado de los problemas a los que nos enfrentamos y sobre todo, a las ideas que interiorizamos acerca de esos problemas.

La ansiedad puede convertirse es un estado emocional paralizante y provocar síntomas físicos como dolor insomnio, tensión muscular, mareo, náuseas y trastornos gastrointestinales como diarrea o vómitos.  Pero  todo ello puede desactivarse al conseguir relajarnos para poder trabajar sobre las causas verdaderas que la han originado.

Para ello te recomiendo probar estas simples pero eficaces pautas:

1. Acepta los síntomas. Partiendo de la base de que aparentemente la ansiedad no trae nada bueno a nuestra vida, la aceptación, puede ayudarnos a reconocer los síntomas como una advertencia de hay algo que cambiara en nuestro modelo de vida.
2. Piensa en las causas que pueden desencadenarla. Que situación, persona o conflicto vital, te puede estar generando preocupación y ansiedad en tu vida. 
3. Escribe el problema principal que te preocupa. En la mayoría de los casos, este sistema servirá para dejar claro que el problema en realidad, no era tan grave como parecía ser.
4. Compártelo con alguien de confianza. Servirá para aligerar tu carga y observar el punto de vista de otras personas. Evita compartir esta información con gente pesimista o cínica. Una persona especializada en acelerar cambios como un coach de salud, puede marcar la diferencia.
5. Concéntrate en las soluciones. Preocuparse es simplemente una pérdida de tiempo Muchas veces el seguir dándole vuelta a lo mal que estamos o lo preocupante de nuestra situación, no va a permitir que nos calmemos para poder encontrar salidas.
6. Duerme mejor. Asegúrate un buen descanso para poder ver con claridad el día siguiente. Puedes echar mano de productos naturales que no generen dependencia y te ayuden a relajarte para mejorar el sueño paulatinamente.
7. Analiza tus  rutinas. Comer bien, descansar lo suficiente y hacer ejercicio, calmará la mente y proporcionará un estado descanso y relajación que tendrá un efecto directo sobre aquello que te está generando ansiedad.

Si no lo consigues quizá debas valorar otras alternativas que te permitan encontrar la solución.

2 de agosto de 2011

Intolerancia alimenticia y enfermedad

 SABÍAS QUE…

No se debe confundir la alergia con la intolerancia a alimentos. 
  • La intolerancia alimenticia es la incapacidad de consumir ciertos alimentos o nutrientes sin que se experimenten efectos adversos (al menos inmediatos) para la salud. 
  • Se distingue de las alergias en que estas últimas provocan una respuesta del sistema inmune, activando la Inmunoglobulina E (IgE) u otros mecanismos inmunes, mientras las intolerancias se deben en general a déficit enzimáticos que impide la adecuada metabolización del nutriente.

Una intolerancia muy frecuente en nuestra era, aunque muy infradiagnosticada, es al gluten presente en el trigo. Las personas llamadas celiacas, no lo toleran, relacionándose además con distintos trastornos y enfermedades derivados entre otras razones de la mala-absorción de nutrientes. Entre ellas estarían: diabetes mellitus tipo 1, dermatitis herpetiforme, tiroiditis autoinmune, gastritis atrófica, Síndrome de Down, epilepsia, esquizofrenia, hepatitis autoinmune, cirrosis biliar primaria, alopecia areata, colitis colágena, trombosis venosa y autismo.

Además, estas personas tienen más probabilidades de sufrir linfomas y cáncer de esófago, cuatro veces más probabilidades de desarrollar hipotiroidismo, tres veces más de padecer hipertiroidismo y  tiroiditis.
Comenzar a retirar derivados del trigo durante unas semanas te puede servir para adelgazar, además de observar los efectos que causa en tu salud. 

Fuente: Estética y Salud 2010.


24 de julio de 2011

Primer Paso para Perder Peso: Ser Consciente

Leyendo a  Mentxu Ratera en la revista electrónica “aperderpeso.com”, no he podido por menos que sentirme identificada, ya que se resumen las claves para adelgazar en línea con la filosofía que aplicamos en coaching para la salud (la alimentación intuitiva), simplemente poniendo atención y consciencia a lo que comemos y como queremos hacerlo.

En realidad, lo que sucede, como ya apuntaba Einstein es que si nunca nos cuestionamos la forma en que hacemos las cosas y seguimos haciendo lo mismo, seguiremos obteniendo los mismos resultados.

Pues en cuestiones “de peso” es lo mismo. Cuando hay dificultades para cambiar, nuestro cerebro, obedece a patrones aprendidos y, en realidad, piensa que no va a ser capaz de hacer nada diferente, que no sabe que pasos tendría que dar para cambiar.

Para cambiar un hábito:

debemos convertir nuestra rutina inconsciente, en nuevos comportamientos conscientes, y previamente, visualizar como lo haríamos para darle las pautas correctas a nuestro cerebro.
debemos estar motivados. Cuando no tenemos  motivos nuestra  resistencia al cambio acampa a sus anchas.

Veamos como se pueden reconducir algunas de las rutinas según nos resume el autor:

“-Comer de manera consciente; si tenemos el hábito de realizar otras actividades mientras comemos, como leer, mirar la tele… , al no poner nuestra consciencia en el acto que estamos realizando, como comer en este caso, tenderemos a repetir la acción de comer para obtener ese placer que buscamos, picando de manera continua, con lo que ello comporta.

-Es muy importante que cuando comas, comas y solo comas. Verás que hasta te cuesta. Ya que nuestra mente nos incita a recibir estímulos constantes. Es entonces cuando debes recordar que eres tu quién dirige y enfoca tu mente, le agradeces la invitación, y sigues con lo tuyo. Experimenta el placer de dirigir a tu mente.

-Es una paradoja engullir sin tener conciencia de lo que comemos; ir rápido comiendo, cuando queremos degustar los alimentos y saciarnos de sabores, colores, texturas, y aromas. Luego, originado por ese comer sin saber que hemos comido, puede llegar el comer compulsivamente. Enfermar por comer alimentos desvitalizados, refinados, industrializados, y aromatizados y saborizados químicamente.

-Quizá nuestro problema sea que no ponemos consciencia en nuestros actos, que vivimos sin vivir, que nos dejamos arrastrar por un mundo acelerado. Que nos hemos olvidado de quién somos. De qué somos. De qué vives. De respirar el momento presente. De que tienes la capacidad de decidir, sí así lo asumes. De qué eres.

La programación neurolinguística, te puede ayudar a cambiar hábitos alimenticios, te puede ayudar a adelgazar, a reencontrar el equilibrio y la armonía”.

¿Te sientes identificado? 

Pues te toca pasar a la siguiente fase:

¿Sabes como motivarte
?

Para aprender puedes probar un proceso breve de coaching de salud y experimentar como lo rentabilizas en tu figura y tu salud futuras.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...