SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

¿Tu primera visita a Contagiate de Salud

Descubre todo lo que podemos ofrecerte para ayudarte a conseguir una salud plena. Gracias por visitarnos!

¿Cansado de dietas? VIVE MAS, PESA MENOS

Reserva tu plaza y acude a nuestro taller presencial en Madrid donde descubrir todas las claves para gestionar tu peso para siempre

El Coaching de Salud como herramienta de cambio

Descubre lo que las sesiones de Coaching de Salud puede hacer por tí y tu salud

Únete a Contagiate de Salud y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe los dos primeros capítulos de nuestro libro Contagiate de Salud y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

30 de septiembre de 2011

Conviértete en una Prioridad

¿Sientes ya esa prisa por terminar tu jornada de trabajo e irte a descansar? ¿Necesitas recargar pilas, pero llegas agotad@ y el fin de semana te da más bien para poco?

Es posible que no estés siendo consciente de algunos detalles que te roban energía y necesites “poner orden” antes de que sea demasiado tarde.

Para ello, te propongo ser consciente de todas las cosas que crees te quitan energía bien sea de tu entorno; un ambiente desordenado, una cocina sin víveres, la falta de sueño…de tus relaciones; esa persona que te carga de energía negativa, esos compromisos que no te quitas de encima, etc. o todas estas pequeñas decisiones que sutilmente te están impidiendo acceder a tu capacidad para sentirte satisfecho con tu vida.

Tomate el tiempo para identificar esos “ladrones de energía”, aquellas tareas insignificantes pero rutinarias, que no planificas ni delegas, pero que te ocupan tanto tiempo y vete sustituyéndolas por cosas que sí te ilusionan, te restauran o te cargan de energía. (aquello que si hicieras, consiguieras, marcarían una diferencia en tu vida).

Para facilitarte la tarea puedes seguir unos sencillos pasos:

1.  Haz una breve revisión de tus 4 prioridades: lo que más valoras en la vida
2.  Observa como pones límite a aquello que no es tan importante para tí.
Prueba a decidir en que, como y con quien vas a gastar tu tiempo en estos días, en base a tus prioridades.

 Si disfrutas de este equilibrio ya, ¡¡genial!. Seguramente estarás muy satisfech@, pero si no es así, quizá sea hora de replantearte lo que haces o planificar mejor. Y, aquí viene el tercer punto:

3. Realiza un acuerdo de buena fe contigo mismo, con tu Ser más auténtico. Decide invertir tiempo en ti, haciendo algo que sabes aumenta tu nivel de energía y/o deja de hacer algo que te la roba.

Cuanto mejor estés tú, mejor te percibirán los demás y más podrás influir sobre sus vidas.

Recuerda escribir tu compromiso para este fin de semana y ponerle fecha/s aquí debajo: (los propósitos u objetivos que se escriben, tienen mayor posibilidad de ser cumplidos)

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

25 de septiembre de 2011

Caminar, sólo caminar..?

En muchas revistas de moda vemos imágenes de famosos, modelos, etc. practicando diversos deportes, en el gimnasio, haciendo pesas, etc. Podríamos pensar que para estar en forma, hay que hacer eso todo el día pero quizá no creamos que es la única forma. En realidad, lo único que nos haría falta es caminar a paso rápido, mientras disfrutamos de lo que nos rodea, respiramos aire fresco y, si lo preferimos, pasamos un rato con un amigo o alguien de la familia.

¿No te parece que esto es más divertido?

Hay algo que mucha gente no sabe acerca de las caminatas: pueden reducir la grasa de lugares de riesgo para el cuerpo. Sí, ya se lo que estás pensando, que esto no es posible. Pero, investigadores de la Escuela de Medicina de St. Louis le asignaron a un grupo de hombres y mujeres, un programa de ejercicios de 9 a 12 meses de duración, que consistía en caminar vigorosamente (o trotar).

Las personas del estudio hicieron ejercicio un promedio de 45 minutos varias veces por semana. Al finalizar el estudio, tanto los hombres como las mujeres habían perdido peso y principalmente de la zona del abdomen. Esto demuestra que un programa de ejercicios sencillo como caminar puede "derretir" la grasa del abdomen, que aumenta a medida que envejecemos, además de ayudar a reducir el riesgo de enfermedades asociadas a la grasa abdominal.

Caminar es sencillamente una de las actividades más fáciles y más seguras para quemar calorías y fortalecer el sistema cardiovascular. Si te decides a caminar, camina lo más que puedas.

En la mayoría de estudios realizados en personas con exceso de peso que aumentaron poco a poco la duración de sus caminatas a lo largo de un año, no se observó pérdida de peso hasta que las caminatas no superaron los 30 minutos diarios. Y todo el peso que perdieron fue solamente grasa. Dicho sea de paso, caminar kilómetro y medio, quema aproximadamente 100 calorías.

Si quieres  comenzar un programa de caminata vigorosa, en la primera semana camina 20 minutos tres veces. En las semanas siguientes, aumenta la duración de la caminata a 30 minutos. A medida que te sientas con más energía y en mejor forma, añade una o dos sesiones más a tu programa semanal de caminatas. Recuerda también que debes caminar a un buen paso.

A continuación, te doy otros consejos:

•          Utiliza calzado adecuado para caminar.
•          Mantén la cabeza derecha mientras caminas y mira hacia adelante.
•          Dobla los codos en un ángulo de aproximadamente 90 grados y mantenlos cerca de los lados del cuerpo. Mientras caminas, balancea los brazos hacia adelante y hacia atrás.
•          Deja que tu talón toque el suelo primero, luego sigue el movimiento desde el talón hacia la planta del pie. Empújate con la planta del pie para aumentar el impulso.
•          Da pasos largos y suaves. Camina lo más rápido que puedas
•          Mientras caminas, respira profundamente pero con naturalidad.
•          Una forma de lograr la motivación es usar un podómetro. El podómetro contará todos los pasos que des, aunque solamente vayas al frigorífico a buscar algo de comer. Usar un podómetro me hizo darme cuenta de lo que en verdad recorro en un día.

Por último, haz que tu caminata tenga sentido. Mira a tu alrededor. Disfruta de lo que te rodea. ¡Diviértete!. 

20 de septiembre de 2011

La Salud Integral en la Vuelta al Cole

 Volver al cole es fantástico para muchos niños, pero en cambio en otros, sobre todo en las primeras semanas, pueden aparecer situaciones y síntomas que generen problemas tanto emocionales como físicos, derivados de la falta de seguridad en si mismos o el tener que afrontar situaciones nuevas.

En este artículo se destacan los problemas más comunes para  estar alerta y poder amortiguar o prevenir estos casos.


Según el doctor Juan Casado, jefe de Pediatría del Hospital Niño Jesús de Madrid, algunos niños son más sensibles que otros y después del verano se sienten solos, abandonados por sus padres, o tienen una timidez extrema. Sufren estrés y su sistema inmunologico no está a la altura. Esto desencadena más infecciones, asma, cansancio, pesadillas, etc. pero también depresión o ansiedad derivada  de las dificultades que encuentran en la relación con los chavales aparentemente "mas fuertes".

Apoyemos y orientemos a nuestros hijos para enfrentar sus retos ante la vida con valentía, identificando sus necesidades y fomentando el amor y la aceptación de sí mismos a tiempo.

El coaching de salud, utiliza una metodología que puede ayudar a descubrir las capacidades y recursos internos del niño/adolescente, y ayudarle a construir su autoestima, ejercitar la empatía y enfrentar los problemas con mayor facilidad, a través del  ejercicios de descubrimiento, acción y refexión.

¿Como puedes estar más atento este curso, en el apoyo a tus hijos y su salud integral?







18 de septiembre de 2011

Cambios para el "Trabajador Extremo"

¿Sientes que trabajas mucho y no te cunde? ¿Te pasas el día trabajando y luego.. continuas al llegar a casa?¿Descansas mal y estás bajo de energía?

Ante el aumento de la incertidumbre laboral con la crisis reinante, existe el peligro de que no midamos nuestro esfuerzo e intensidad en el trabajo y nos olvidemos de nuestra salud, añadiendo insatisfacción a otras parcelas muy importantes en nuestra vida. 

Según el periódico Expansión la figura del “trabajador extremo” es algo muy común en los tiempos que corren. Este comportamiento en general, consigue un efecto negativo, haciéndolos más improductivos al reducir los tiempos de descanso necesarios para volver frescos al trabajo el día siguiente. Estos trabajadores tienen la creencia de que cuanto más se esfuercen, mayor será su probabilidad de permanecer “a salvo”.Realizan un sobre esfuerzo sostenido, llegando a renunciar a su familia, a sus relaciones sociales e incluso a su salud.

Una vez se es consciente de este comportamiento, puedes comenzar alguno de estos pequeños cambios para reducir tus tiempos y rebajar el estrés:

·        No comiences muchas tareas a la vez.
·        Haz una lista de tareas ordenada por prioridades.
·        No seas perfeccionista y sobre-exigente con el resultado de tu trabajo.
·        Delega las tareas en las que no añades valor, ayudarás a manejar las situaciones estresantes.
·        Toma unos minutos de descanso para respirar y mover brazos y piernas, te relajará.
·        Bebe agua, tomate un café (no unos cafés.;-) o come alguna fruta entre horas...
·        Practica algún deporte o actividad a la semana, que logre desenchufarte de la rutina y del exceso de trabajo. Será una inversión para tu salud y tu ánimo.
·        Abandona tus hábitos nocivos (beber, fumar, ver mucha TV, etc.) y sustituye al menos uno por otro nuevo, más saludable.

Comienza a sentir los beneficios de estos pequeños cambios.



15 de septiembre de 2011

¿Sabes Respirar?

Aprender a respirar bien y corregir malos hábitos es sencillo pero requiere una mínima práctica.

Al principio, es conveniente entrenarse practicándolo varias veces al día. Para ello sólo se precisa de unos minutos que revertirán en la mejora de tu satisfacción vital y tu nivel  de energía.

Se puede hacer en casa, en el trabajo, mientras caminas y en cualquier circunstancia, o bien dedicándole una sesión de ejercicios como los que describimos aquí:

•          De pie o sentado, con la columna erecta, derecha, y respirando siempre por las fosas nasales, se inhala llenando primero la parte inferior de los pulmones, lo que se obtiene poniendo en juego el diafragma.

Cuando desciende, hace que se abombe el abdomen, se eleven las costillas inferiores, esternón y pecho, para finalizar llenando la parte alta de los pulmones alzando la parte superior del pecho, como si tirase del cuello.

Aunque aparentemente puede parecer que esta respiración consiste en tres movimientos distintos, con un poco de práctica verá que sólo es uno y que la inhalación es continua.

•          Una vez finalizada la inhalación, que dura un par de segundos, reten el aire unos 8 segundos.

•          Exhalar muy despacio metiendo poco a poco el abdomen y bajando el  costado hasta expulsar todo el aire para aflojar al final el pecho y el abdomen.

Repite esta secuencia 5 veces y ve aumentando según lo requieras. Con un poco de práctica esta forma de respirar se ejecutará casi automáticamente.El ejercicio puede durar lo que uno quiera y repetirlo varias veces al día porque es compatible con cualquier otra actividad. 

 Al principio, en las primeras sesiones, se puede practicar frente a un espejo, colocando una mano sobre el abdomen y otra sobre el tórax, de manera que se puedan ver y sentir los movimientos, lo que ayudará mucho a comprender el mecanismo de la respiración completa y a conocer mejor nuestro cuerpo.

Hay una larga serie de ejercicios respiratorios, todos ellos muy relajantes y que se utilizan también para combatir el insomnio practicándolos antes de acostarse.

Pruébalo en los momentos de tensión y de estrés, ya que  tiene un efecto sedante.

14 de septiembre de 2011

Cuidado con el Ibuprofeno en el Embarazo

El dolor es algo con lo que el ser humano debe lidiar irremediablemente en su vida. La forma más común de acabar con las molestias que no nos dejan continuar el día es tirar del famoso “paracetamol”, un fármaco analgésico que ha demostrado un amplio perfil de seguridad.

Hace unos años, sin embargo, otro compuesto el “ibuprofeno”, le tomó la delantera en cuanto a remedio más utilizado contra el dolor debido a la suma de sus propiedades antiinflamatorias.
Pero el mundo de la medicina y de los fármacos las investigaciones van cambiando, y mucho, sobre la percepción que teníamos de ciertos medicamentos.

El ibuprofeno ahora está en el ojo del huracán. Según un estudio realizado en la universidad de Montreal (Canadá), consumir este anfiinflamatorio no esteroideo, durante la primera etapa del embarazo, duplica los riesgos de sufrir un aborto espontáneo.

Los responsables de este estudio analizaron 4.705 casos de abortos sucedidos en Quebec. De estos abortos, el 7.5% corresponde a las mujeres que tomaron algún tipo de antiinflamatorio. En el grupo de las mujeres que no sufrieron abortos, solo el 2.6% consumió este medicamento. A pesar de lo llamativo de estos datos, hay que tener en cuenta que en el grupo de mujeres que sufrieron un aborto no se tuvo en cuenta otro tipo de factores que también podrían haber tenido algo que ver.

En general para asegurarnos la salud en esta etapa tan delicada, tengamos cuidado de la medicación que tomamos y sigamos las prescripciones de nuestro médico.

Fuente. El Mundo Salud

2 de septiembre de 2011

¿Quieres fortalecer tu voluntad?

Parece ser que septiembre es  un mes donde todos retomamos nuestros buenos propósitos, visualizando lo que nos queda de año. Pero, la verdad es que una cosa es "proponernos propósitos", y otra llevarlos a cabo.

La mayor parte de las veces, nos sobra intención pero nos falta determinación.

Según publica la revista  MUY INTERESANTE, estudios científicos han descubierto métodos para fortalecer a esta escurridiza compañera llamada VOLUNTAD.

Cambiar hábitos: Según un estudio de la Universidad de Case Western Reserve, basta con realizar pequeños cambios en nuestros hábitos cotidianos, por ejemplo lavarnos los dientes durante varios días con la mano contraria, para fortalecer la voluntad. 

Tensión Muscular: La mente y el cuerpo están tan estrechamente unidos que simplemente apretando los músculos se puede activar la fuerza de voluntad” concluía en la revista Journal of Consumer Research. Un curioso truco para ejercer el autocontrol: si cuando notamos que nos cuesta levantarnos de la silla para ir al gimnasio o se nos hace la boca agua ante un pastel tensamos los bíceps o los músculos de la mano durante un minuto, nos resultará más sencillo evitar la tentación

Buenas acciones. Por su parte, Kurt Gray, de la Universidad de Harvard, ha demostrado que hacer una buena acción, e incluso sólo imaginarnos ayudando a otros, aumenta nuestra fuerza de voluntad y nuestra resistencia física. “Tal vez la mejor manera de resistirse a un donut a media mañana es donar el dinero que cuesta para una buena causa”, sostiene Gray, que dió a conocer sus conclusiones en la revista Social Psychological and Personality Science.

Exponerse a la tentación. Si una persona está a dieta desarrollará mejor su voluntad si tiene pasteles o caramelos en la cocina, al alcance de la mano, y evita comerlos, que si solamente ve imágenes de chocolate y golosinas en revistas o en la televisión. Esto último, dicen los investigadores de la Univ de Chicago, surte el efecto contrario, ya que es probable que en la primera ocasión que se le presente coma más "alimentos prohibidos".

Distracción. La distracción también es una buena estrategia, como han demostrado investigadores de la Universidad de Columbia (EE UU). Si canturreamos o pensamos conscientemente en otra cosa cuando algo nos tienta, por ejemplo un cigarrillo mientras intentamos dejar de fumar, nos costará menos controlarnos.

Uno a uno. Conviene evitar proponerse cumplir a la vez varios objetivos que exijan mucho autocontrol. Según Sandra Aamodt, editora de Nature Neuroscience, hay varias actividades que pueden agotar rápidamente nuestra fuerza de voluntad: resistirnos a probar ciertas comidas o bebidas, reprimir respuestas emocionales, hacer un examen, dormir poco y tratar de impresionar a alguien..

Continuar leyendo


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...