SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

¿Tu primera visita a Contagiate de Salud

Descubre todo lo que podemos ofrecerte para ayudarte a conseguir una salud plena. Gracias por visitarnos!

¿Cansado de dietas? VIVE MAS, PESA MENOS

Reserva tu plaza y acude a nuestro taller presencial en Madrid donde descubrir todas las claves para gestionar tu peso para siempre

El Coaching de Salud como herramienta de cambio

Descubre lo que las sesiones de Coaching de Salud puede hacer por tí y tu salud

Únete a Contagiate de Salud y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe los dos primeros capítulos de nuestro libro Contagiate de Salud y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

21 de noviembre de 2011

Dejando atrás el Estrés. Encontrando una Nueva Vida

Siempre se habla del estrés como del peso, la ansiedad y otros problemas que afectan la salud, asumiéndolo como parte de nosotros mismos, o como una carga más que tenemos que sobrellevar. 

Pero debes ser consciente de que el estrés puede causarte problemas graves de salud o empeorar los que  tienes, si  no estas dispuesto a cambiar.  Por tanto, la actitud más madura después de cerciorarse de que no tenemos otros problemas de salud, es tener la valentía de parar, mirar tu vida desde arriba y replantearte si estas dispuesto a continuar con este estilo de vida que te hace infeliz.

El estrés aparece ocasionando síntomas muy diversos sobre la salud
Y ¿Cuáles son estas posibles señales de estrés?

-          Ansiedad
-          Dolor en la espalda
-          Estreñimiento o diarrea
-          Depresión
-          Fatiga
-          Dolores de cabeza
-          Presión sanguínea alta
-          Insomnio
-          Tensión en el cuello
-          Malestar estomacal
-          Subida o pérdida de peso

Puede que las primeras preguntas que nos vengan a la cabeza sean..  ¿qué puedo hacer para disminuir este estrés?¿hasta cuando podré aguantar?

Desde el Coaching aplicado a la salud, ayudamos a la persona a tomar responsabilidades, no solo por lo que  hace día a día, sino sobre lo que está en sus manos cambiar para atender sus necesidades presentes.


Para ello te sugiero estos pasos:

1º El primer paso es aprender a reconocer cuando te se estás sintiendo estresad@. Las primeras señales de estrés incluyen tensión en los hombros y  cuello o cerrar las manos con mas frecuencia. Pero cada uno tendrá su señales particulares..
2º  El siguiente paso es escoger una forma para manejar y entender tu estrés.La primera que se nos ocurre es evitar el evento que produce el estrés; pero frecuentemente esto no es posible. Una segunda forma es cambiar la manera en la que reaccionas a ese estrés. ¡Algo imposible-…!, podrás pensar… pero, te aseguro que es la manera más rápida de utilizar ese mismo estrés, para conseguir mejoras en nuestra vida.

Consejos para manejar el estrés
Es una pérdida de  tiempo preocuparse por las cosas que no podemos controlar; por ejemplo por “el clima” :). Por tanto,  haz algo al respecto de las cosas que SÍ puedes controlar.

-          Prepárate lo mejor que puedas para enfrentar los sucesos que sabes te pueden ocasionarle estrés; como para una entrevista de trabajo.
-          Trata de resolver los conflictos con las demás personas.
-          Pide ayuda  a un Coach especializado en Salud y Bienestar. Ganarás tiempo, ahorraras dinero y encontrarás una claridad para dar los pasos que verdaderamente necesitas dar en tu vida.
-          Fíjate metas realistas tanto en la casa como en el trabajo.
-          Practica algún deporte o actividad física
-          Medita.
-          Aléjate de lo que te produce estrés cotidiano a través de pasatiempos, hobbies, amigos, etc.
-          Trata de ver los cambios como un reto positivo y no siempre como una amenaza.

¿Te sientes preparado para abandonar tu estrés?

9 de noviembre de 2011

¿Sabes cómo puedes mejorar tu salud?


Cuantas veces reflexionamos sobre lo débiles que nos sentimos, los hábitos que nos gustaría comenzar, etc. bien porque el médico nos ha vaticinado algún peligro para nuestra salud o bien porque nos vemos empujados por un ideal de autosuperación.

La respuesta inicial cuando una persona sabe que debe cambiar o sino podría morir, es la negación. Después de un par de días, comenzamos a procesar la información y vamos aceptando el reto. Desafortunadamente la mayoría de la gente no tiene el foco ni la disciplina necesarios para cambiar fácilmente de hábitos, bien sean de comportamiento, de alimentación, de ejercicio, de estrés etc. que suelen derivar en una salud debilitada.

Es frecuente que sepamos lo que deberíamos cambiar pero lo cierto es que no lo hacemos y terminamos  llamándolo “forma de ser” o dejándonos en manos del “destino”.  Afortunadamente no todo está perdido y hay datos científicos de estudios que han demostrado que llevar a efecto esos cambios, beneficia nuestra salud y que con la ayuda adecuada se puede conseguir.

Es aquí cuando un Coach de salud te facilitará la estructura, los recursos y el apoyo que buscas para diseñar la “base de tu bienestar”, integrando paso a paso hábitos saludables para tu situación individual. Y no solo en personas aparentemente sanas, sino también en personas con enfermedades crónicas, etc. que evolucionarían mucho mejor y tendrían mayor calidad en sus vidas.

Hay estudios de intervención en los estilos de vida que observaron si los pacientes con patologías cardíacas podrían realizar los cambios de vida necesarios para evitar futuros ataques al corazón. El estudio demostró que el refuerzo positivo aumentaba la capacidad de la persona para poder hacer esos cambios drásticos, necesarios en su estilo de vida y prevendrían el peligro (Pische, Scherwitz, Weidner & Ornish 2008).

Se realizó un estudio similar en pacientes con diabetes tipo 2. El programa evaluó la intervención con modificaciones en el estilo de vida y analizó los beneficios de salud asociados al cambio, demostrando que los individuos que habían contado con apoyo personal de un coach de salud, tuvieron una mejora significativa en el control de su diabetes (Kim, Lee, Kang, Lee, Ahn, Cha, Yoo & Lee 2006).

Un coach de salud infunde esperanza, cree en tí y confía en que quieras ayudarte. Como en una relación de mentor-cliente se construye sobre la práctica, la experimentación, hasta que se aprenden a hacer mejores elecciones, se avanza en pasos predefinidos y se crea el nuevo hábito. La persona aprende a ser constante sintiendo mayor confianza en el dominio de su salud, animado por sus progresos.

Otro estudio que evaluó los resultados de procesos de cambio en personas con malos hábitos, demostró que la probabilidad de tener éxito es mucho más alta cuando la persona sabe como hacerlo y cuenta con las herramientas adecuadas (Motowidlo, Dunnette, Loehr & Virginia 1998). 

Un coach de salud está en sintonía con tus niveles de motivación y trabaja orientado a tus objetivos.

 Aunque la posibilidad de incorporar hábitos de vida saludables en tu vida, te puede intimidar a primera vista, en realidad se consigue. Un coach de salud puede recorrer el camino que tu recorres, apartarte del desorden de tanta información sobre salud y bienestar y guiarte por el laberinto que pasa hacia los cambios que deseas lograr y que se traducen en más salud y felicidad en tu vida

4 de noviembre de 2011

3 Consejos para Mejorar tu Visión

Garantizarnos una buena visión a largo plazo depende tanto de la genética, como del entorno y los buenos hábitos en nuestro día a día. El esfuerzo mental, la falta de irrigación sanguínea y transmisión nerviosa inapropiada, y  los malos hábitos de comida, son las tres causas principales que desarrollan trastornos de la visión como puede ser miopía u otros más complejos.


Ni siquiera  nos damos cuenta pero, estamos forzando la visión con hábitos tales como:
  • Forzar la mente, lo que generalmente transmite una tensión que se refleja en los músculos y los nervios oculares
  • Leer en luz  tenue o muy deslumbrante
  • Ver televisión en exceso
  • Mantener la vista sin descanso durante más de una hora frente al ordenador:
A parte de los cuidados rutinarios que conlleva el control para una buena visión, nuestra alimentación también juega un papel crucial en el buen funcionamiento de nuestros ojos.  Toma nota de los nutrientes que te ayudarán a mantenerla bien:

Vitamina A
El consumo de Vitamina A es de muy alta importancia para mejorar la visión. Las mejores fuentes de esta vitamina son la espinaca cruda, la parte superior del nabo, crema de leche, queso, manteca, tomates, lechuga, soja, zanahorias, repollo, leche fresca, naranjas y dátiles. Si se decide suplementar con esta vitamina la recomendación general es de 25,000 IU diarios de vitamina A.

Achicoria
La achicoria o endibia es extremadamente valiosa para la miopía. Contiene elementos que son necesitados constantemente por el sistema óptico. Es una de las fuentes más ricas en vitamina A, la cual es muy útil para los ojos.

Alimentos naturales
Frutas frescas como naranjas, manzanas, uvas, ciruelas, cerezas;
Verduras como la lechuga, repollo, espinaca y hojas de nabos;
Tubérculos como las patatas, nabos, zanahorias, cebollas y remolacha; nueces y frutos secos.
Cereales, también son necesarios, pero en poca cantidad y mejor integrales.

Ya no tienes excusa para ver más y mejor. Puedes comenzar a ponerle remedio de esta forma tan sencilla.

3 de noviembre de 2011

¿Qué hago para prevenir la diabetes?

La diabetes está tomando dimensiones epidémicas. En Estados Unidos cerca de 25 millones de habitantes la sufre y la causa es, de nuevo, la alimentación pobre en nutrientes y la obesidad. Unos 60 millones más (1 de cada 4 adultos) se consideran pre-diabéticos y con alto riesgo de desarrollar la enfermedad.

Actualmente, según la Federación Mundial de Diabetes, más de 240 millones de personas viven con diabetes en todo el mundo.

La diabetes (tipo 2) comúnmente se consideraba una enfermedad de adultos pero hoy también se ve un riesgo para los niños y jóvenes, como consecuencia de los estilos de vida sedentarios, con una alimentación cargada de grasas, dulces y calorías. “La diabetes puede afectar a los más jóvenes tanto porque está en sus genes, como porque la adquieren por malos hábitos de vida, lo cual significa que se puede prevenir”, afirma el médico diabetólogo Diego Holguín.

¿Qué debo hacer para prevenir esta enfermedad?
La persona prediabética, es decir, que aún no tiene la enfermedad pero que ha observado que su glucemia o nivel de azúcar está entre 110 y 125, debe comenzar a cuidarse

La solución para prevenir la diabetes es hacer ejercicio y llevar un estilo de vida sano. Como recomendaciones estándar se habla de:

•          Hacer ejercicio 5 veces a la semana
•          Caminar como mínimo 30 minutos diarios
•          Bajar entre un 5 y un 7 por ciento su peso además de
•          Cuidar la alimentación.

Alimentación
Los mejores alimentos para los diabéticos son las legumbres, las frutas cítricas, patatas, tomates, pescado (ricos en Omega-3 y ácidos grasos), nueces, yogur desnatado y leche, y vegetales de hoja verde como la col, coles y espinacas. Estos son alimentos de bajo rango en el índice glucémico y proporcionan los nutrientes esenciales como calcio, potasio, fibra, magnesio, y vitaminas A, C y E.

En cuanto a los hidratos de carbono, los diabéticos deberían centrarse en fibra y almidón y evitar los alimentos azucarados. Cereales integrales, panes y pastas son excelentes opciones. También las nueces, legumbre, frutas y verduras.

Se recomienda controlar o restringir el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas o colesterol (carnes grasas, caldos, grasa de la leche o lácteos, nata, mantequilla, embutidos, yema de huevo, productos industrializados, etc.). El exceso puede incrementar los niveles de colesterol en sangre y se las vincula con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Los diabéticos tienen mayor riesgo de padecerlas que una persona no diabética. 

Los diabéticos que aprenden el tipo de dieta que deben seguir y la cumplen pueden vivir una vida sana y equilibrada.

¿Tienes alguna sospecha de estar entrando en alguna zona de peligro? ¿Tu estilo de vida toma en cuenta el cuidado de lo que comes y que ejercicio realizas?¿Como son tus  hábitos de vida en la actulidad?

Si te sientes solo y perdido para comenzar a reordenar todo esto puedes contar con tu Coach de Salud. El te ayudará a cambiar esos hábitos que te mantienen en la zona de peligro y te hará sentir capaz de vivir de la forma en la que tu cuerpo puede funcionar mejor. ¿Quieres empezar?




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...