SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

¿Tu primera visita a Contagiate de Salud

Descubre todo lo que podemos ofrecerte para ayudarte a conseguir una salud plena. Gracias por visitarnos!

¿Cansado de dietas? VIVE MAS, PESA MENOS

Reserva tu plaza y acude a nuestro taller presencial en Madrid donde descubrir todas las claves para gestionar tu peso para siempre

El Coaching de Salud como herramienta de cambio

Descubre lo que las sesiones de Coaching de Salud puede hacer por tí y tu salud

Únete a Contagiate de Salud y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe los dos primeros capítulos de nuestro libro Contagiate de Salud y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

27 de marzo de 2012

Como cuidarse para estar bien, a pesar de los años

El cuerpo no funciona aisladamente, pero el atender a los síntomas aislados y saber prevenir su desgaste nos ayudará a mantenernos saludables, a pesar de los años.

La toma de conciencia y la información sobre como atender cada aspecto que integra nuestra salud, es fundamental. Vayamos por partes:

Cerebro: si bien el ritmo de las funciones de procesamiento cerebral declina con los años, hay estudios que determinan que el ejercicio tanto físico como mental, puede ayudar a retrasar la pérdida de ciertas habilidades cognitivas. El entorno y la alimentación también son factores que influyen en el mantenimiento de las estructuras cerebrales activas.

Vista y oído: así como al llegar a los 40 años, se vuelve más difícil ver bien de cerca, las personas mayores de 60 suelen sufrir trastornos como cataratas y glaucoma; por ello, es necesario hacerse exámenes médicos para descartarlos y para  descartar también la presencia de degeneración de la mácula. La pérdida de la audición suele ocurrir en la vejez.

Corazón: si fumas, abandona el tabaco; si no lo haces, no empieces! Haz  ejercicio y controla tu peso, a fin de evitar problemas arteriales y enfermedades coronarias.

Bienestar psicológico y social: a medida que envejecemos, es posible que  nos aislemos de familiares y amigos y que ello, nos deprima. Por ello, es necesario tratar de mantener amistades y relaciones familiares a largo plazo para  tener una vida social activa; La actividad física también nos ayuda a  sentirnos mejor en todos los aspectos.

Dientes y encías: es esencial mantener la higiene dental; se recomienda asistir al dentista dos veces  al año.

Pulmones: el ejercicio aeróbico practicado con regularidad, aumenta la capacidad pulmonar; recuerda que el cigarrillo puede causar enfermedad  pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y cáncer.

Digestión: con una dieta rica en granos integrales, verduras y frutas, se facilita la  digestión y se reducen las probabilidades de sufrir de acidez, gastritis, estreñimiento  y cáncer de colon; a partir de los 50 años, se recomienda hacerse alguna colonoscopia. Además, es aconsejable beber mucha agua para ayudar al sistema digestivo.

Sistema hormonal: es necesario estar al tanto de que en algún caso se producen desequilibrios  hormonales que pueden afectar a distintos órganos, como el páncreas (que secreta insulina), la tiroides  (tiroxina), los ovarios (estrógenos) y los testículos (testosterona).

Huesos y articulaciones: ciertas enfermedades, como la artritis reumatoide y la osteoartritis, producen  inflamación e hinchazón en las articulaciones, mientras que la osteoporosis puede debilitar los huesos de las mujeres; además, a medida que envejecemos, se vuelven más comunes los esguinces, los dolores  musculares y la tendinitis, para los que se aconseja lo siguiente: ejercicios de estiramiento, aplicaciones de calor en el área afectada, actividad física y suplementos de calcio.

Sistema urinario: a medida que se debilita la vejiga, es posible sufrir de incontinencia urinaria; además,  entre los hombres mayores, suelen ser comunes los problemas de próstata; existen sustancias naturales, fármacos y, en ultima  instancia, ciertas intervenciones quirúrgicas que pueden resultar útiles en estos casos.

Sistema reproductivo: las mujeres mayores pueden sufrir fibromas, quistes ováricos o cáncer uterino; tanto  hombres como mujeres pueden sufrir de disfunción sexual. Consulta todas las opciones de tratamiento

Piel: protégete del sol y prevén la formación de melanoma u otros tipos de cáncer.

Traumatismos: a medida que envejecemos, se vuelven más comunes ciertos trastornos como esguinces, dolores  musculares y tendinitis, que pueden aliviarse con ejercicios de estiramiento, aplicaciones de calor y ciertos tipos de  intervención quirúrgica; es importante mantenerse activo.      

¿Has tomado conciencia de tu "parte sensible"? ¿Qué opinas sobre comenzar a cuidar de ti ahora, para garantizar tu bienestar a largo plazo?


Fuente: MedlinePlus

20 de marzo de 2012

6 Ideas para Crear un Ambiente de Trabajo Emocionalmente Sano

El bienestar emocional de los trabajadores marca un reto para la empresa actual. Estudios recientes lo sitúan como una pieza fundamental junto a los programas de bienestar físico u otros beneficios laborales.



¿Cuántas veces has detectado disgusto o preocupación en ciertos departamentos, que transmiten un ambiente enrarecido, apagado o triste? ¿Cómo crees que puede afectar este entorno a las ganas del trabajador y la calidad de su trabajo?

Las empresas más vanguardistas, saben que cuidar de las emociones del empleado genera espacios más confiables y productivos, por ello quieren diferenciarse y facilitar el progreso.

He aquí unas cuantas sugerencias que pueden ayudar a generar ese ambiente:

1. Se Proactivo: No te sientes a esperar a que lleguen los problemas. Considera que cosas hacen de tu lugar de trabajo lo que es. Si observas las normas, políticas o expectativas que generan desconcierto o rechazo, analiza lo que puedes cambiar para mejorar y adaptarte a la realidad que necesitas.

2. Hazlo una prioridad: La salud emocional es algo que se pasa por alto en muchas empresas, pero todos conocemos muchas personas que se ven abrumadas por la presión del puesto de trabajo, sus familias o sus finanzas. No olvidemos que los trastornos mentales son la primera causa de discapacidad en Estados Unidos o Canadá en personas de 15 a 44 años (incluyen depresión, ansiedad, adicción a drogas, bebida, comida, etc.) y todo ello, cuesta millones de dólares anuales a las compañías.

3. Que sea accesible: Crea programas de bienestar que puedan extenderse a todos los trabajadores, independientemente de las horas de trabajo o la ubicación. Con los avances en la tecnología, los videos, las teleconferencias, etc. las personas pueden tener acceso desde su casa, en su móvil, etc. a recursos para prevenir y mejorar sus problemas emocionales (relajación, control del estrés, abandono de malos hábitos, etc.)

4. Ofrece una visión holística de la salud emocional. La salud emocional y mental, no se trata solo de llegar a diagnósticos para detectar enfermedades. El bienestar emocional de una persona gira entorno a muchos factores que afectan su vida en el día a día, como la nutrición, hábitos de sueño, relajación, etc.

5. Mira y escucha: Fomentar un entorno donde las personas se sienten cómodos expresando sus preocupaciones sobre su estado emocional es básico para crear ese ambiente comunicativo que favorece la buena actitud y mejora la productividad en el trabajo. Recordemos que los sentimientos calan hasta el acero más duro.

6. Mantente al día: Los conflictos en el trabajo pueden cambiar de un año a otro y más con el entorno de inseguridad que se vive hoy en día. Asegura que  los programas para tus empleados se revisan periódicamente y están acordes con las necesidades de su entorno.




Fuente: LifeSpeak USA


7 de marzo de 2012

Poniendo a raya tu estrés!

Si sientes que estás estresado la mayor parte del día, aprovecha este momento para reflexionar:
Las primeras preguntas que pueden venir a la cabeza son.. ¿hasta cuando podré aguantar? ¿Qué puedo hacer para disminuir este estrés?

En esta “vida loca” que frecuentemente llevamos, el estrés puede estar causándote problemas de salud o hacer que esas pequeñas molestias, vayan empeorando.

Pero, ¿por qué no atender su llamada y hacer que esta tensión (muchas veces inevitable) fluya de manera más saludable?.

El estrés aparece ocasionando síntomas muy diversos, que nos avisan de que algo va mal:

¿Cuáles son estas posibles señales?

-          Ansiedades, nerviosismo
-          Dolor en la espalda
-          Fatiga, decaimiento
-          Dolores de cabeza
-          Insomnio
-          Tensión en el cuello
-          Malestar en las digestiones
-          Aumento o disminución del peso

Desde la perspectiva del coaching aplicado a la salud, te animamos a aumentar la conciencia y hacerte responsable de tu cuidado, no solo observando tu estilo de vida actual, sino haciendo todo aquello que esté en tus manos  para atender tu necesidad, y evitar reaccionar cuando todo “explote”.

1º El primer paso es reconocer cuando te se estás sintiendo estresado.
Las primeras señales de estrés incluyen tensión en los hombros o cuello, o cerrar las manos en forma de puño. Fíjate que desencadena este estado.
 Puede que te levantes demasiado justo de hora  yendo acelerado desde por la mañana; puede que trasnoches demasiado, etc. pero, tambien puede que tu entorno, o ciertas personas de tu trabajo, te estresen.

2º  El siguiente paso es escoger una forma adecuada para entender y manejar tu estrés.
La primera que se nos ocurre es evitar  o separarte del evento/cosa que te produce estrés, algo inteligente y eficaz. Pero, frecuentemente esto no es posible.

Una segunda forma es cambiar el modo en el que reaccionamos al estrés. ¡Imposible…!, podrás pensar… pero, todo comienza en la mente. Existen técnicas de relajación y reprogramación mental, que pueden hacerte descubrir los desencadenantes y los comportamientos que pueden dar la vuelta a la situación.

3º Consejos para manejar el estrés
No te preocupes por controlar aquello que no puedes  cambiar; por ejemplo, la forma de ser de tus compañeros. Mejor,  haz algo al respecto de las cosas que sí puedes controlar:

-          Prepárate lo mejor que puedas para enfrentar los sucesos que sabes que te ocasionan estrés, como seguir quedando con gente del trabajo (después de trabajar), cuando lo que te apetece es irte casa o  al gimnasio, por ejemplo.
-          Trata de resolver los conflictos con las demás personas. Acepta todos los puntos de vista, sin tomarte todos los comentarios y opiniones de modo personal. Casi nada es solo blanco o negro.
-          Fíjate metas realistas a diario, tanto en la casa como en el trabajo.
-          Practica algún deporte o actividad de entrenamiento mental (meditación, yoga, etc.)
-          Trata de ver los cambios como un reto positivo y no como una amenaza.

¿Estás preparado para abandonar tu estrés?


Tu Coach, especializado en Salud y Bienestar, puede hacerte ganar claridad sobre lo que te está estresando en tu día a día, y ayudarte a cambiar, dando los pasos adecuados que tu vida esta necesitando.

¿Cómo podría mejorar tu vida si consiguieras poner a raya ese estrés, de una vez por todas?

2 de marzo de 2012

El Bruxismo, un Síntoma más que una Enfermedad

Hoy he recibido esta advertencia a través de USP Hospitales. Podemos reflexionar acerca de este síntoma que esconde insatisfacciones, ansiedades, miedos y mucho estrés ante el panorama actual.

"Dolores de cabeza al despertar, daños en la mandíbula, dolor de oídos, problemas en la alineación y mal estado de la dentadura… Todos son consecuencias del bruxismo, una dolencia muy común y que en los últimos años se ha extendido entre la población adulta por motivos que nada tienen que ver con la propia salud bucal.

Según explica el Dr. Antoni Arcas, responsable del Servicio de Cirugía Maxilofacial, Implantología y Estética Facial de USP Dexeus: “las causas del bruxismo son muchas pero en los últimos tiempos han aumentado los casos producidos por el modo en que las personas adultas asimilamos y exteriorizamos la tensión; es decir, el estrés que produce la situación de crisis, la pérdida de empleo o el miedo y la inseguridad ante la situación económica actual”.


Estos pacientes llegan a la consulta con una serie de síntomas típicos: malestar al intentar cerrar la boca, dolores de cabeza, marcas de dientes en la lengua y daños en la parte interior de las mejillas, mal aliento o desgaste en el esmalte (incluso, en casos más graves, algunas piezas dentales, debilitadas, están flojas y llegan a desprenderse).

Los casos de bruxismo, en estos últimos años, vienen acompañados generalmente por problemas de insomnio: “Muchos pacientes sufren de insomnio psicofisiológico producido por la ansiedad”. – apunta el Dr. Arcas. “El estrés durante el día condiciona por la noche la aparición de pesadillas, así como del propio bruxismo. También encontramos cada vez más pacientes que empiezan a tener este tipo de problemas por el cambio brusco de hábitos debido a la pérdida de empleo, que trastoca su rutina del sueño”.

Existen dos grandes tipos de bruxismo: el céntrico, generalmente diurno, que produce menor desgaste dentario pero mayor afectación muscular;  y el excéntrico, que se produce durante la noche y en el que la persona aprieta los dientes a la vez que los mueve, produciendo un gran desgaste dentario.

La clave está en prevenir para minimizar sus efectos, lo cual implica hacer un diagnóstico adecuado. Si el paciente sufre de bruxismo durante el día, es importante enseñar al paciente que su situación, su estrés, le está haciendo apretar los dientes sin darse cuenta. Debe verlo para ir perdiendo ese hábito que acabará ocasionándole problemas no sólo a su dentadura. A este tipo de tratamiento se le denomina de “autofeedback”. En el caso de bruxismo nocturno, se recomienda el uso de férulas de descarga. “Se trata de un aparato de resina rígido, ajustado perfectamente a los dientes del paciente, que evita el desgaste de los dientes y disminuye la sobrecarga muscular.

Para el tratamiento del bruxismo, es importante tanto el abordaje multidisciplinar como concienciar al paciente ya que  “el bruxismo es más un síntoma que una enfermedad, y refleja un estado de ansiedad importante. Además del tratamiento con férula, el paciente ha de ser consciente que debe cambiar sus hábitos y su estilo de vida.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...