SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

¿Tu primera visita a Contagiate de Salud

Descubre todo lo que podemos ofrecerte para ayudarte a conseguir una salud plena. Gracias por visitarnos!

¿Cansado de dietas? VIVE MAS, PESA MENOS

Reserva tu plaza y acude a nuestro taller presencial en Madrid donde descubrir todas las claves para gestionar tu peso para siempre

El Coaching de Salud como herramienta de cambio

Descubre lo que las sesiones de Coaching de Salud puede hacer por tí y tu salud

Únete a Contagiate de Salud y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe los dos primeros capítulos de nuestro libro Contagiate de Salud y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

26 de diciembre de 2013

5 formas naturales de aumentar tu deseo sexual

El deseo sexual es una de las dimensiones importantes para que una relación de pareja se mantenga unida y prospere además de una vía para expresar el cariño hacia el otro.

Por lo general, las relaciones que superan la fase de enamoramiento o el llamado “amor romántico” consiguen esa estabilidad que permite vivir con la tranquilidad de que la pareja estará junto a uno, pero este hecho positivo puede hacer que inconscientemente se descuiden otros aspectos como el de la seducción o el contacto sexual.

Nos acostumbramos a casi todo, es algo humano, y por ello es bueno que el hábito sexual se renueve con algún tipo de estrategia, sin que por ello haya que preocuparse o sentirse mal.

Aquí están algunas maneras saludables de cuidar la relación sexual de forma natural:

1. Ejercicio: Los ejercicios aeróbicos mejoran el flujo sanguíneo a los órganos sexuales que además de levantar el ánimo y bombear más endorfinas en el cerebro, producen una la sensación de bienestar. Una hora después de haber realizado ejercicio aumentan los niveles de testosterona hormona que interviene en el deseo sexual.

2 . Relajación: Demasiado estrés aumenta las hormonas como el cortisol y la adrenalina que hacen que la testosterona caiga en picado .

3 . Novedad: Investigaciones recientes muestran que tomar parte en experiencias nuevas o desafíos en pareja, puede aumentar la dopamina en el cerebro que incentiva la conducta sexual.

4 . Dieta y complementos naturales: Un estilo de vida activo, junto con una buena alimentación puede reducir el riesgo de sufrir disfunción sexual además de mejorar la imagen corporal que refuerza el bienestar en la intimidad. Según explicaba un artículo del Journal of Sexual Medicine “las cosas que puedan afectar tu ego (como te veas o como te sientas) pueden afectar tu libido”.

La alimentación juega un papel importante en el deseo sexual. Se ha observado que la elevación de los niveles de azúcar en sangre puede desactivar el gen que controla los niveles de hormonas sexuales. (Dr. Mercola).

Además se han utilizado con éxito para tratar la disfunción sexual complementos naturales como el Ginkgo biloba. La Vitamina B5 (ácido pantoténico) podría ser también útil, ya que es fundamental para la fabricación de las hormonas sexuales por las glándulas suprarrenales. También se ha estudiado que la colina puede ayudar a mejorar los niveles de acetilcolina, una sustancia química cerebral que envía los impulsos sexuales del cerebro a los órganos sexuales.

5 . Aromas diferentes:  Existen fragancias que favorecen la intimidad como la canela, lavanda, el limón, etc. y similares al de las feromonas (desencadenantes de la atracción sexual) como la esencia de sándalo. Otros aromas que pueden ayudar a activar la atracción y el deseo sexual son el agua de rosas y el chocolate.

Por si faltaban razones para interesarse por aumentar el deseo sexual aquí van dos más:
 Nº1:  Existen investigaciones científicas que determinan que tener sexo dos veces a la semana redujo la posibilidad de tener un infarto de miocardio a la mitad (Estudio en varones).

Nº2:  Otro estudio reveló que las mujeres envejecen mejor y prolongan sus años de vida si tienen relaciones sexuales habituales y satisfactorias. (Universidad de California).

Y un aviso final!: la disfunción sexual puede ser una señal de otros problemas de salud subyacentes. Además puede ser una manifestación del estrés, del cansancio físico o de trastornos emocionales, por tanto ser conscientes de estos problemas es la forma más directa para encontrar soluciones a la vida sexual.

El paso del tiempo no tiene que empeorar el sexo, pero es necesario cuidar nuestro cuerpo, ser conscientes del impacto de nuestro estilo de vida en nuestra salud sexual y mantener viva la llama de la atracción.


¿Cómo son las relaciones sexuales con tu pareja? ¿Crees que alguna de estas ideas podrían ayudarte a mejorarlas?


18 de diciembre de 2013

Como ponerse en forma este año y no fallar


Con el nuevo año en el punto de mira comienzan los buenos propósitos para cuidarse. “En cuanto pase la Navidad me pongo en forma”, “necesito moverme para adelgazar”,  “en enero me apunto al gimnasio”, son conversaciones que se escuchan en estos días.

Pero no nos engañemos, la mayoría de estos buenos propósitos quedan por el camino. Las obligaciones no disminuyen, la inercia es demasiado fuerte y no hay motivación suficiente.

Hace dos años comencé a correr con mi pareja, algo que nunca me había llamado la atención especialmente, pero que vi factible comenzar por la sencillez del método. Solo necesitaba unas zapatillas, un reloj y un chubasquero por si llovía. Poco a poco, el hecho de ponernos metas muy pequeñas y alternar entre caminar y trotar de forma muy progresiva, me llevó a tomar conciencia de lo importante que era el ejercicio para mi cuerpo y lo bien que me estaba sentando. 

Coger el hábito  de correr me ayudo a ampliar de forma significativa la conciencia sobre mi cuerpo, mi capacidad pulmonar (desapareció mi tentación hacia el tabaco) y la energía que iba añadiendo en otras actividades de la vida. A día de hoy en mi década de los cuarenta, puedo decir que me encuentro en mejor forma física que nunca.

El éxito de mi “puesta en forma” no fue el marcarme grandes cambios o metas enormes. La idea que funcionó fue tomar este pequeño nuevo hábito sin grandes ambiciones, e ir probándome poco a poco aumentando mi objetivo de forma natural y progresiva.

Hoy quiero proponerte que dejes de lado la típica lista irrealista de propósitos deportivos de año nuevo y te pongas en forma evitando fracasar.

Y ¿Cómo empezar?

Te propongo algo muy fácil. Comprométete desde hoy a dedicarle tan solo 15 minutos a ponerte en movimiento, en días alternos. Luego ve subiendo 5 minutos ese tiempo cada semana hasta cumplir los 35 minutos. Cuando pases el mes, irás sintiendo una necesidad de aumentar y te será mas fácil repetir por ti mismo. Pruébalo!

En el camino pueden surgir obstáculos que saboteen tu objetivo. Por tanto necesitarás animarte a ti mismo:
-         Animarte es ayudarte a ti mismo a levantarte de la cama, el sofá, la silla… Comienza por realizar unos estiramientos y a alinear tu espalda, sube los brazos y arriba!
-         Si lo que te apetece es salir a caminar pero hace mucho frío, unos guantes y un forro polar te servirán, no caigas en esa excusa.
-         Piensa en alguna actividad que te invite a moverte que sea práctica, sencilla y divertida para ti.

Comienza poco a poco

Quizá ir al gimnasio no sea algo de lo que todo el mundo disfrute y en cambio puede generar muchas excusas para abandonar, pero hay muchas formas de entrar en movimiento para lograr nuestro objetivo inicial: aumentar tu ritmo cardíaco. Puedes sacar esos patines del trastero, coger tu raqueta de frontón o paddle, o encontrar unas canciones potentes y animadas para correr sobre el terreno al ritmo de la música.

Unete a alguien

Una de las cosas que me hizo coger el hábito fue el apoyo de mi pareja. Otra buena manera de huir de las típicas excusas es entrenar con amigos. La responsabilidad de no dejar tirado a tu colega te ayudará a no faltar a tus sesiones semanales y si te unes a un grupo mas  grande el hecho de charlar y conectar con ellos será otro aliciente más hasta que cojs el hábito. 

Se fiel a ti mismo

Tendrás que estirar tu zona de confort al principio y hacer pequeños tratos contigo mismo. Deberás animarte, identificar tus voces mas perezosas o tramposas, y hablarte con autoridad. Puedes generar un diálogo mas responsable y adulto contigo mismo “Hasta que no hagas 5 minutos mas de abdominales no te pondrás a ver la tele!”.

Hazlo divertido

Esto es extremadamente importante y la mayoría de las personas lo ignoran. Que le veas una utilidad como recopilar  música que te guste, ser modelo para tus hijos, ganar una apuesta, etc. Si el hábito es divertido te apetecerá practicarlo durante más tiempo.
  
Quizá te cueste un poco de esfuerzo pero, al poco de comenzar a consolidar este nuevo hábito, sentirás como tu esqueleto, músculos y tendones se fortalecen, activarás circulación aumentando tu resistencia en cualquier tarea, te concentrarás mejor y te será mucho más fácil conseguir esa figura que deseas.

Ahora te toca pensar a ti:
¿Cual sería el mejor momento del del día para comenzar? ¿Que sería más fácil, divertido o te gustaría probar?


Comparte tus ideas o dudas conmigo o utiliza este post para  animar a tus amig@s!

16 de diciembre de 2013

Como sobrevivir y disfrutar más en Navidad

Ayyy ¡¡qué bien!! llega la Navidad..!
Comidas deliciosas, reunión con familiares que no solemos ver, compromisos para echar una mano aquí y allá, y tradiciones que mantener.

Las navidades sin embargo pueden ser días estresantes, en los que hay que limpiar, cocinar y hacer que todo el mundo se sienta feliz (incluso aquellas personas que no nos caen tan bien ;-)

Si  has comenzado a sentir un poco de preocupación y ansiedad por lo que te espera estas navidades, toma una respiración muy profunda. Te ofrezco unos sencillos consejos que pueden aliviar tu ansiedad y persmitirte disfrutar de unas vacaciones más conscientes y saludables.

* Piensa como preparar cenas más saludables. Nunca te recomendaría que evitases tus platos preferidos durante estas fiestas, pero estar más consciente durante la elaboración de la comida, renunciar a las prisas, cocinar sin mucha grasa, regocijarte en la presentación y utilizar platos mas pequeños para servirte puede ayudar a terminar más satisfecha y continuar activ@ durante las fiestas.

* Ponte en movimiento. Incluso un entrenamiento muy corto puede subir tu nivel de energía para que te sientas mejor durante la celebración y no cojas peso. Haz una lista de actividades que te gustaría hacer al aire libre y pégala en el frigorífico. Puedes correr 20 minutos, ir en bici a tus compras de última hora, levantarte mas pronto y dar una buena caminata (con o sin perro), salir a patinar con tus sobrinos, visitar un viejo amigo ...  Escoge una diferente para cada día.

* Evita los resfriados. Estamos en temporada alta de gripe pero el fulgor de la celebración nos hace olvidarlo frecuentemente. Tomar unas gotitas de equinacea y jalea real durante los días de frío, lavarse con frecuencia las manos, vestirte mas abrigado durante las noches de frío y escoger una actitud más positiva, puede tener un efecto poderoso para prevenir o acortar la duración de un resfriado.

* Concéntrate en lo bueno. Es fácil caer en discusiones sobre las cosas que van mal en la vida de los demás o la nuestra, pero enfocarse en las cosas que van mal, solo trae mas de lo mismo. Enfocarse en las cosas sencillas, valorar aspectos que damos por hecho, percibir la felicidad en los niños, puede mejorar el estado de ánimo, fortalecer las relaciones con los demás y detectar más oportunidades sobre como enriquecer o mejorar nuestra vida. Prepara estos días de de fiesta desde el corazón y detente algunos segundos a recordar todas las cosas, personas o motivos por los que estás agradecido.

Adorna menos, abraza más, relájate, simplifica tu estilo de celebración, te parecerá difícil, pero funciona! 


11 de diciembre de 2013

3 Aspectos Clave para una Espalda sin Dolor y Tensiones.


Desde que salí de  mi pequeña ciudad natal, mi estilo de vida cambió radicalmente ya que pasé horas y horas estudiando, comencé a utilizar el coche para casi todo y en mi trabajo solía pasar mucho tiempo en la misma postura frente al ordenador.

Este cambio en mi estilo de vida tuvo repercusiones directas en mi salud y tuve que pasar por muchos mareos, dolores de espalda y malestares hasta que entendí qué me generaba este dolor y como resolverlo.

Una de las principales causas por las que  tenemos dolores de espalda es que no respetamos las curvaturas de la columna y perdemos la alineación necesaria con el cuerpo, afectando además a nuestra respiración y generando tensiones, contracturas y dolores.

Existen dos aspectos que me ayudaron a resolver este problema y a ti también pueden ayudarte (sin olvidar una asesoría profesional en función de tu necesidad) que fueron:
  • Realizar ejercicios de estiramiento 
  • Tomar conciencia de la postura corporal 
 A medida que pasa el tiempo se va perdiendo la capacidad de estirar y si eres de los que coge “malas posturas” o permanece sentado mucho rato, puedes contribuir a la atrofia y dolor de tus músculos, tendones y esqueleto pudiendo generar dolores solo soportables solo con una dosis alta de calmantes.

Para evitarlo, te aconsejo que tengas en cuenta estos 3 consejos básicos:

  1. Alineación física
No existe una alineación corporal perfecta que se adecue a cada morfología, edad, situación laboral, actividad deportiva, etc. Todos tenemos anomalías en la alineación de las articulaciones y en los músculos, incluso sin ser conscientes de ello y nuestro cuerpo va buscando la postura mas equilibrada posible dentro del desequilibrio que exista.Pero se necesita encontrar un equilibrio y poner nuestra estructura ósea en posición adecuada, no solo para no empeorar cada anomalía, sino para evitar contracturas o la degeneración articular. Existen herramientas básicas muy interesantes  que describiré en otro post, pero lo fundamental es que al caminar tomes conciencia de tu cuerpo y alinees tu cabeza, hombros y piernas y endereces suavemente la columna.

  1. Atención al sentarte
Realizamos muchas actividades sentados y existen cuestiones clave de higiene postural que debemos saber a la hora de sentarnos. Mientras lees este artículo te invito a que tomes conciencia de tus pies y asegures  que los dos están apoyados en el suelo. Rompe el hábito de cruzar las piernas que coarta la circulación sanguínea y linfática, y desalinea toda la columna. Toma conciencia de tu columna vertebral y de los dos huesos en la parte inferior que sueles notar cuando llevas tiempo sentado (llamados isquiones).
CLAVE fundamental: Sientate sobre los isquiones en vez de sobre la parte baja del sacro, (que es lo que se suele hacer). Este cambio puede mejorar no solo la alineación de la columna, sino la confrianza, la autoestima y la positividad en la vida cotidiana.

Los isquiones son la base de la pelvis y dado que la pelvis se articula con la columna (y las piernas), alinear la pelvis mejora la alineación de toda la columna. Además, no olvides apoyarte sobre el respaldo de una buena silla y relajar los hombros para adquirir una posición natural.

  1. Tu actitud también cuenta
Una buena alineación física comienza por la actitud. El cuerpo somatiza pensamientos y el diálogo interno continuo y la actitud vital influyen en nuestra armonía interior. Para “sentarse bien” no basta con ejercitar los consejos que te doy, sino que podrías evaluar como están tus pilares  de la vida: trayectoria, convicciones, amor. Todo el trabajo de crecimiento personal ayudará a aliviar tensiones y resolver conflictos que necesitan apoyo.

Más adelante te proporcionaré algunos ejercicios prácticos tanto respiratorios como posturales que son mano de santo para comenzar a aliviar el dolor físico y calmar las tensiones, pero no olvides tomar conciencia de estos tres consejos. Tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán.

Si te ha parecido interesante el artículo puedes compartirlo con los iconos que se encuentran justo debajo, o enviárselo a alguna persona que se queje con frecuencia de dolor de espalda.

Datos de: Balance yoga, Revista CuerpoMente, 258. 2013

9 de diciembre de 2013

5 Consejos para Cambiar tu forma de comer en Navidad


Cambiar viejas rutinas e instaurar nuevas lleva tiempo y esfuerzo, aunque menor del que te imaginas. Una de la que peor llevamos en Navidades y que resulta más difícil cambiar es la de "comer de más".

Comer bien es la mejor medicina y al contrario, comer y beber desordenadamente o en cantidades desorbitadas, puede trastocar el equilibrio natural del cuerpo y mermar nuestra energía, además de afear nuestra imagen.

¿Qué tal si este año comienzas a cambiar este hábito? Aquí te dejo cinco ideas:

1. Cambia dieta por estilo de vida.  Como sabrás el 80% de la gente que se pone a dieta vuelve a recuperar el peso en un periodo de 1 a 3 años. Además la Navidad no es el mejor momento para comenzar. Lo mejor que puedes hacer ahora, si lo que deseas es disfrutar y no engordar durante estas fechas, es hacer pequeñas modificaciones en tus hábitos de alimentación, por ejemplo:

-         Desayuna saludablemente: Destierra los dulces, salvo algún zumo de cítricos e incluye pan integral y tomate o jamón sin sal, para resistir bien hasta medio día.
-         Divide tus comidas: Se recomienda comer 4 o 5 veces al día, en cualquier caso no comas sin dejar al menos dos horas de diferencia entre comidas
-         Observa las raciones: Comemos más con los ojos que con el estómago. Puedes mejorar tus digestiones y acelerar tu metabolismo si comienzas a observar las raciones que te pones en el plato y las reduces en un tercio.
-         Elige bien la cena: Cena sin  pan y procura dejar el vino para los días de fiesta, sustitúyelo por otra bebida sin alcohol o simplemente agua.
   
2. Come conscientemente. Este consejo es clave para mantener el peso correcto.  A menudo comemos sin pensar y mas en esta época de fiesta y distracción, en la que nos dejamos llevar ante cualquier ofrecimiento. Acostúmbrate a hablar contigo mismo y preguntarte: ¿Realmente tengo hambre o es mi respuesta ante la presencia de alimentos?, ¿cómo huele la comida, que aspecto tiene, estoy agradeciendo cada bocado?, ¿tengo suficiente ya, aunque acostumbre a comerme todo lo que me han servido?.

3. Se flexible. Habrá días en los que no comas todo lo saludable que hubieses deseado. Si bebiste  demasiado o no pudiste hacer un desayuno saludable, no abandones o compenses en exceso el día siguiente. Levántate por la mañana, pon una mirada decisiva ante el espejo y dite a ti mismo: ¡Hoy va a ser un día saludable!.
  
4. Comer fuera te puede ayudar. El hecho de comer fuera y poder celebrar no tiene que ser un impedimento para comer saludablemente. Puedes aprovechar y pedir una ensalada al principio o evitar exceso de salsas y comida grasienta pidiendo carne o pescado a la plancha, evita el exceso de pan y mantequilla y opta por tomar una única copa de vino.  Otra buena idea es tomar solo un segundo plato y dejar los postres con natas, cremas o turrones para tomar ocasionalmente.

5. Ponte en movimiento. Todos sabemos que hacer ejercicio regular es un seguro de mantenimiento tanto para nuestra salud como para nuestro peso, pero quizá en fiestas se te puede trastocar el plan. En cambio hay otras oportunidades en las que puedes caminar, subir escaleras, bailar, correr, etc. Aprovecha cada oportunidad que tengas para levantarte y ponerte en movimiento: en casa, en el trabajo o en tu tiempo libre!.

Si aún así crees que pierdes fácilmente el control y estás a disgusto con tu peso, ya puedes reservar plaza para la 4ª edición del curso "VIVE MAS PESA MENOS" donde podrás reordenar tu relación con la comida y descubrir los verdaderos motivos por los que te mantienes con exceso de peso para comenzar a perderlo desde ese día, sin dejar de vivir!

4 de diciembre de 2013

Depresión y 3 Herramientas para tener una Mente Saludable!

"Depresión" es un término que se escucha a diario. Estoy depre, me deprimes, que depresión, etc. Incluso en estas fechas cercanas a la Navidad existe mucha gente a quien “le deprime” tener que celebrar. 

Habiendo trabajado durante años con la depresión he podido darme cuenta de lo debilitantes que pueden llegar a ser esos estados de ánimo, que si llegan a establecerse como enfermedad, son mas difíciles de recuperar.

Todos deberíamos ser capaces abrir nuestra consciencia a nuestra salud mental y descubrir herramientas para mantener a punto nuestra mente, al igual que hacemos con nuestro cuerpo o nuestra alimentación.

Hoy en día se valoran mucho las fórmulas para potenciar la felicidad, las empresas buscan entrenadores de felicidad, se predica esta filosofía en los medios y todo ello porque es sabido que cuando el ánimo está fuerte se obtienen mejores resultados en  proyectos, relaciones y en la vida en general.

En este blog en el que se aboga por la prevención y la toma de responsabilidad sobre como nos sentimos, hoy hablamos de la principal herramienta que puede mantener nuestra mente y emoción a punto y nuestro cuerpo dispuesto para el día a día y es: ¡¡EL PENSAMIENTO!!

Hoy en dia puede existir cierta tendencia al negativismo pero acomodarse en esa “forma de ser” es la peor forma de prevenir estados emocionales debilitantes como la depresión. Existen  herramientas para la optimización de nuestra mente, que están integradas en los programas de coaching de salud, y que para mi son la vitamina C para una salud emocional fuerte, ¿quieres saber cuales son?:

1. Mindfulness o entrenarse en el ahora, en poner atención al momento presente. 
Seguro que muchas veces te diriges al trabajo y no sabes como llegaste parking o al realizar hábitos cotidianos como lavarte los dientes, estás pensando en ese cabreo que te cogiste con tu hermano, o puede que después de 15 minutos de revisar tu e.mail no recuerdes ni para que habías encendido el ordenador. Todas estas tareas se desarrollarían de forma diferente y te satifacerían mucho mas, si tuvieses la capacidad de centrarte únicamente en aquello que haces, lo que se conoce como “fluir con el ahora” o estar en el momento presente.
Por lo general nos cuesta prestar atención sin juzgar y ademas se ha visto que la gente que se deprime mas, está constantemente juzgándose o juzgando a los demás y no permanece alineada con sus decisiones y sus tareas.
No lo razones, pruébalo!. Intenta fluir con cada tarea que realices hoy sin que te importe el resto del mundo, personas o problemas que te rodeen, y observa tu emoción y tus resultados!!

2. Optimismo: Cuando escribo que es necesario entrenar el optimismo no me refiero a pasar todo el día con la risa tonta. Ser optimista tampoco se refiere a  tener siempre pensamientos positivos. Siempre van a ocurrir cosas positivas y negativas pero, por experiencia, he visto que la persona optimista cuando le sucede algo bueno en su vida busca las cosas que hizo para contribuir a ese resultado y las traslada de alguna manera a otras áreas de su vida. Por el contrario el pesimista, suele atribuir la “buena suerte” al azar o el destino.

3. Resiliencia: Ser resiliente es poder aprender de la experiencia y sacar una lección positiva de lo bueno o lo malo que vayamos viviendo. Es la capacidad de tomar distancia del cuadro de nuestra vida y observemos la pintura completa para ser conscientes de como hemos intervenido nosotros en los resultados. Es confiar en que hay algo superior a uno mismo que nos permite, una vez pasado el mal trago, sobreponernos a ello y echar de nuevo a andar.

¿Aprendes de la experiencia negativa o te hundes en ella?

Yo y mucha gente a la que recibo en mis sesiones y talleres han desperdiciado mucho tiempo de su vida dando vueltas a las cosas que influyeron en traer uno u otro resultado negativo a sus vidas o culpando a los demás. Pensar de este modo no permite llegar a ninguna solución y solo nos genera estrés. El descubrimiento es que muchas de esas cosas no estuvieron bajo nuestro control en ese determinado momento y, por tanto, poco se pudo hacer. 

El pensamiento positivo te aconseja mirar los problemas como retos y pensar que siempre serás capaz de encontrar una solución buena para ti.

Centrarte en hacer las cosas que puedes hacer y tener el valor y humildad para pedir ayuda en aquellas que no consigues cambiar, es una estrategia muy potente para que tu mente no sea susceptible ante los temores y negativismos que nos rodean.

¿Cuidas tu mente? ¿Necesitas ayuda para poner a punto tu salud emocional? ¿Sabes que existen herramientas te pueden ayudar?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...