SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

31 de marzo de 2014

Lo que he aprendido de los seguros de salud

Cuando era una joven solía pensar que solo necesitaría asegurar mi salud en el caso de ser una persona enfermiza. Al ir madurando comprobé que no siempre es suficiente con practicar el refrán ‘más vale prevenir que curar’ y que puede valer la pena cubrirse en salud.;-)

Recuerdo que llegado ese día en el que tuve que dar a luz valoré el ponerme la epidural (hace años no existía esa posibilidad), y fue entonces cuando contraté un seguro de salud teniendo que abonar unos 300 € adicionales para cubrir el consabido “periodo de carencia”. Decidí contratar un seguro de salud, no solo por el dinero que pude haberme ahorrado si lo hubiese tenido antes, sino de cara a eventualidades futuras.

El otro día leía en la revista de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios)  que cada familia española gasta de media unos 1.300 euros al año en tratamientos de salud. Los cuidados de odontología y de oftalmología iban en cabeza. Y es que algunos problemas de salud suponen un gasto adicional y no siempre estamos preparados para poderlos afrontar.

Tener una póliza de salud en los tiempos que corren puede parecer un lujo, pero en este momento creo que las cosas han cambiado. Los precios de las aseguradoras se han ido acomodando a las necesidades del momento. La saturación de la Seguridad Social, unida a la importancia que se le da a la salud y el negocio de las aseguradoras, ha hecho que se puedan contratar pólizas “anticrisis” y que tener esa ventaja adicional esté al alcance de más bolsillos.

Algunas de mis razones para contratar un seguro de salud:
  • Con una póliza de salud podría acceder a pruebas médicas de forma más rápida  
  • En mi opinión la sanidad pública funciona bien a la hora de poder visitar un médico de cabecera, pero si tienes que hacerte pruebas específicas te puedes ahorrar una larga lista de espera.
  • Tener un seguro privado, en determinadas áreas de salud, me permitiría un trato mas personalizado. Existen excelentes profesionales en la Seguridad Social pero en muchas ocasiones están sobrecargados.
Si te decides no olvides: 
  1. Comparar precios. El hecho de que el mercado de aseguradoras médicas esté al alza, hace que cada vez hay más pólizas adaptadas a quien busca gastar poco.
  2. Preguntar si la aseguradora incluye los centros médicos u hospitalarios que mas te convengan
  3. Tomar nota de que coberturas tiene la póliza que te ofrecen y si cuenta con seguro dental, así como los periodos de carencia.
  4. Valorar si puede interesarte asegurar algún miembro mas de la familia y eso se compensaría en la cuota total.
  5. Revisar la cobertura a largo plazo. Algunas compañías intentarán ofrecerte ventajas los dos primeros años, pero pregunta cómo progresa la cuota y prestaciones cuando vayas haciéndote mayor.
El acceso a la salud es un derecho universal pero si quieres evitarte esperas, deseas elegir un especialista o si te independizas profesionalmente,  merece la pena considerar una cobertura extra.


Si hay un área en el que nunca dudo para invertir ¡ese es el de mi propia salud!. 

Y tu ¿Crees que es conveniente tener un seguro de salud? ¿Que experiencias tienes con aseguradoras?  Puedes dejar tu opinión más abajo o compartir este artículo si te ha parecido interesante.


0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...