SUSCRÍBETE Y SÍGUENOS

RSS Feed Recibe nuestra newsletter! Estamos en Twitter! Estamos en Twitter! Estamos en Facebook!

¿Tu primera visita a Contagiate de Salud

Descubre todo lo que podemos ofrecerte para ayudarte a conseguir una salud plena. Gracias por visitarnos!

¿Cansado de dietas? VIVE MAS, PESA MENOS

Reserva tu plaza y acude a nuestro taller presencial en Madrid donde descubrir todas las claves para gestionar tu peso para siempre

El Coaching de Salud como herramienta de cambio

Descubre lo que las sesiones de Coaching de Salud puede hacer por tí y tu salud

Únete a Contagiate de Salud y recibe 2 regalos

Suscríbete a nuestra lista y recibe los dos primeros capítulos de nuestro libro Contagiate de Salud y además, consigue un Cupón 2x1 para cualquier de nuestros talleres.

25 de febrero de 2016

Reconectando con la vida

El martes pasado estuve en una charla en la que se hablaba de los Millennials.  Este término se refiere a personas de unos 30 años, egocéntricos, muy listos y preparados académicamente que nacieron en la época de la información y el boom de internet.

Tabletas, teléfonos móviles, ordenadores, etc. son herramientas de identidad que los mantienen dispersos, físicamente inmóviles y en muchas ocasiones carentes de energía y salud.

¿Quién no se ha desesperado hablando con un hijo, un compañero o un amigo que está constantemente en "en otra cosa"?

Hoy esta tendencia enfermiza de dispersión que conduce a frustraciones, poca eficiencia y problemas de salud, también tiene su cura: me refiero al Mindfulness!.

El Mindfulness es una herramienta que permite conocerse para enfocarse con profundidad en las cosas y liberarse de los condicionamientos y automatismos con los que funciona habitualmente nuestra mente, generando estrés y dolor.

Cuando hablo de esta habilidad en mis talleres, señalo que el Mindfulness, puede que no sea una cura para todo, pero seguro que puede cambiar la actitud de una persona, diluir su malestar y ofrecer nuevas posibilidades para reconectar con la vida y disfrutar.


Con el Mindfulness aprendes a vivir alrededor del dolor en lugar de enfocarte en él continuamente. 
Tu dolor de hombro, se convertirá en un dolor de hombro, y puede que incluso se retire al fondo de tu conciencia mientras te centras en tu respiración o escuchas los sonidos que te rodean.

Dominar esa habilidad de concentración permite que la mente se mantenga atenta en lo que hace en cada momento: un objeto, una tarea, una conversación, etc. con lo cual se la entrena para que no se disperse saltando de un tema a otro, de un objeto a otro, como nos sucede tan habitualmente.

Hemos empezado a comprender que practicado con regularidad Mindfulness, no solo puede cambiar la bioquímica de nuestro cuerpo, sino también modificar estructuralmente el cerebro mejorándolo. Mattieu Ricard,  monje budista que es doctor en biología, ha realizado estudios clínicos que muestran estas modificaciones y mejora del bienestar en si mismo. Puedes ampliar conocimientos y estuios del que dicen es "el hombre mas feliz del mundo" aquí.

La práctica de la "atención plena", puede prevenir que nos pongamos enfermos y nos sintamos infelices pero también, es capaz de redirigir nuestra conciencia hacia la curiosidad que sentíamos cuando éramos pequeños. Puede que volvamos a sentir las maravillas de conectar con la Naturaleza; una brizna de hierba.., las nubes en el cielo..., el dulzor de una fruta...o la importancia de rodearnos de los seres queridos y personas que se preocupan por nuestro bienestar.

De esta manera comienzas a valorar lo importante en la vida, las delicias del "ser y estar" y te conectas plenamente con la sabiduría de las experiencias, en lugar de luchar por separarte de ellas.

Si todos nos las arreglásemos durante unos minutos para aprender a meditar, enriqueceríamos nuestra experiencia vital y ayudaríamos a nuestro cuerpo y nuestra mente a mantenerse sanos.

Y para comenzar, te dejo con la priméra práctica Zen para esta semana :-)

"Cuando bebas, simplemente bebe; cuando camines, simplemente camina".






10 de febrero de 2016

7 hábitos que te ayudarán a dormir mejor

Un buen descanso es uno de los pilares básicos de una buena salud, pero...

 ¿quién no ha tenido alguna noche de dar
vueltas y  vueltas en la cama sin poder dormirse? 

Si eres de los que tienes problemas a la hora de conciliar el sueño, te puedo dar alguna pista para poder dormir mejor.


1. Haz la última comida al menos 2 horas antes de irte a dormir y procura que sea ligera.Cuando el estómago tiene mucho trabajo para digerir, es mucho más complicado dormirse. Si tienes hambre justo antes de acostarte, bebe un vaso de agua y verás como la sensación de apetito desaparece.

2. Incorpora el ejercicio regular a lo largo del día
Tener una vida activa ayuda a dormir mejor y regular nuestro ciclo de sueño, incluso cuando el ejercicio se produce muchas horas antes de irse a dormir. De hecho, evita el ejercicio justo antes de irte a dormir, pues tendrá el efecto contrario.   Por lo tanto, busca tiempo en el día para hacer ejercicio y tu sueño lo agradecerá.

3. Deja tu trabajo en el trabajoUna buena manera es preparando antes de irte una lista de tareas con las que comenzar el día siguiente. Así, el cerebro puede desconectar. Sin embargo, entiendo que puede serte difícil no pensar sobre trabajo por la noche (especialmente si tienes una reunión o presentación importante) pero cuanto mejor lo dejes preparado, mejor podrás dormir. O visto de otro modo, cuanto mejor duermas, mejor rendirás en el trabajo.

4. Encuentra tu mejor hora para dormirEstablecer rutinas ayuda a consolidar Buenos hábitos. Acostarse regularmente a la misma hora no sólo predispone al cuerpo y a la mente a descansar sino que te permitirá tener un sueño óptimo. Como regla general, calcula unas 7  horas y media antes de la hora a la que quieras levantarte a diario. Con el tiempo, podrás ir ajustando según el sueño que necesites (no todos  necesitamos las mismas horas).
Probablemente debas renunciar a alguna cosa (televisión, radio, etc.) pero tu salud y descanso lo agradecerán. Al final, es cuestión de elegir, y el descanso deberá ser una de tus prioridades.

5. Olvídate de cafeína y alcohol en las horas previasSeguro que conoces los efectos que la cafeína y el alcohol tienen en tu cerebro y ninguno es bueno para ayudarte a dormir. La capacidad estimulante de la cafeína hace que debas evitarla desde muchas horas antes. Y sobre el alcohol, aunque pueda parecer tener un cierto efecto adormilante, evitará que tengas el sueño profundo que tu cuerpo necesita para descansar.

6. Encuentra una actividad relajante (preferiblemente sin pantalla)
A estas alturas, seguro que ya sabes que los dispositivos electrónicos más comunes en el dormitorio (móvil, Tablet, portátil) emiten una luz que suprime la melatonina, la hormona que “anima” a tu cuerpo a dormir. Leer un libro, escuchar algo de música, repasar mentalmente el día pueden ayudarte a evitar usar esos dispositivos que pueden arruinar tu sueño.

7. Reduce la temperatura de tu cuerpo
Seguro que has notado que cuando hace frío en el exterior, resulta más sencillo dormir. Esto es debido a que la temperatura corporal se reduce de manera natural por la noche al ser la hora de dormir. Por ello, evita elevarla innecesariamente (exceso de ropa, calefacción muy alta) e intenta mantenerla baja. Un baño en agua caliente una hora antes de irte a dormir permitirá ese cambio de temperatura que mejorara tu descanso.


Lo creas o no, los malos hábitos a la hora de dormir tienen un impacto muy negativo en tu salud y en muchas ocasiones, son el detonante de otros problemas (apatía, alimentación emocional, etc.).

Estas son algunas de las recomendaciones que me han funcionado con mis clientes en procesos de coaching de salud
¿te animas a compartir lo que te funciona a tí?

5 de febrero de 2016

Cómo puedes cambiar tus hábitos emocionales negativos

A lo largo de la vida vamos desarrollando formas fijas de actuar, unas buenas y otras malas, y esto incluye también a nuestras emociones. Los buenos hábitos emocionales nos aportan fuerza, serenidad y alegría en nuestra vida, deberíamos mantenerlos, sin embargo, hay ciertos hábitos emocionales negativos que deberíamos mandar a paseo!



No es fácil deshacerse de ciertos hábitos propios que, aunque nos perjudican, han llegado a formar parte de nuestra rutina, haciendo que nos sintamos adictos a ellos. Incluso los identificamos con nuestra personalidad: “soy muy gritona”, “ no tengo paciencia”, “prefiero hacerlo yo todo”, “tengo mucha rabia acumulada”, etc., son frases que suelo escuchar a las personas que me consultan.

Si te sientes identificado con estos hábitos, considera estos pasos para comenzar a cambiarlos.

1. Deja de ponerte excusas. Se nos ocurren muchas justificaciones para actuar como lo hacemos según nuestros hábitos emocionales, pero debemos aprender a decir la verdad, o mejor dicho a ser honestos con nosotros mismos. ¿Qué nos asusta, a que tememos tanto para no cambiar?

2. Después de respondernos debemos comprometernos a cambiar de hábitos. Por ejemplo. “Cada vez que algo me enfurezca voy a pararme 10 segundos y hacer 2 respiraciones conscientes”. Respirar es algo normal, todo el mundo lo hace pero ¿lo hace conscientemente? Decide ser mas consciente de  tus hábitos negativos.

3. ¿Piensas de forma negativa?, por ejemplo, te dices cosas como “no puedo cambiarlo”, “mi vida no tiene sentido”, “ por que a mi”, etc. Si te pasas la vida quejándote de tus circunstancias, hazte el propósito de permanecer una semana sin quejas. Deja de sentir lástima por ti mismo y haz algo al respecto.

4. Revisa tu entorno. ¿Tienes amigos, familiares, pareja etc. que solo hacen que desatar emociones negativas hacia ti? Si es así, deberías desprenderte emocionalmente de ellos, pasar menos tiempo con ellos, o evitar ciertos temas de conversación. Recuerda que podemos cambiarnos a nosotros mismos pero no tenemos el poder para cambiar a los demás

Cambiar de hábitos, al igual que cambiar otras cosas en la vida, no es cosa de un día, es un proceso que tiene que comenzar poco a poco. Pero todo se hace mas lento y difícil sin la ayuda apropiada, por tanto, aprovecha todo lo que te pueda ayudar a allanar el camino.



Puedes ayudarme a compartir el link mas abajo o enviarlo a la persona que creas que lo necesite! ;)



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...